18/3/12

Broadway apuesta por títulos seguros


«Un tranvía llamado deseo», de Tennessee Williams; «Muerte de un viajante», de Arthur Miller; los «clásicos» de Andrew Lloyd Webber«Jesucristo Superstar» y «Evita»... Son algunas de las novedades de la cartelera teatral neoyorquina, que se renueva estos días con una apuesta decidida por los títulos seguros. Se asientan, además, en nombres importantes o populares como los de Candice Bergen, James Earl Jones, Angela Lansbury, John Larroquette, Eric McCormack, John Lithgow, Boyd Gaines, Philip Seymour Hoffman, Andrew Garfield, Jennifer Tilly, Elena Roger, Ricky Martin, Audra McDonald, Norm Lewis, Nick Jonas, Matthew Broderick, Blair Underwood, Wood Harris o Cynthia Nixon.


En Broadway siguen triunfando desde hace años musicales como «El fantasma de la ópera», «El Rey León», «Wicked», «Mary Poppins», «Mamma Mia», «Jersey Boys» o «Chicago». También llenan otras incorporaciones más recientes, como el megamillonario «Spiderman», «Godspell», «Rock of Ages» o «The book of Mormon», por una de cuyas entradas se pueden llegar incluso a pagar 477 dólares (algo más de 350 euros). Llegan también títulos que han triunfado en el West End londinense como «Ghost», «War horse», «Sister Act» o «End of the Rainbow». Y naturalmente también hay estrenos de textos como «Clybourne Park», de Bruce Norris, o «The columnist», de David Auburn.
Pero son las reposiciones de títulos «seguros» (una palabra que en realidad no existe en el vocabulario teatral) las que más llaman la atención estos días. Después de casi diez años ausente de Broadway, vuelve a las tablas Philip Seymour Hoffman, que protagoniza «Muerte de un viajante», de Arthur Miller. Le acompañan Andrew Garfield (el nuevo Spiderman) y Linda Emond. Otro de los grandes textos de la literatura dramática reciente, «Un tranvía llamado deseo», de Tennessee Williams se presenta con un reparto afroamericano que encabezan Blair Underwood («La ley de Los Ángeles») como Stanley Kowalski; Nicole Ari Parker como Blanche DuBois y Daphne Rubin-Vega como Stella Kowalski.
En cuanto a musicales, Andrew Lloyd Webber vuelve a tener hegemonía en Broadway. A «El fantasma de la ópera» (más de 24 años y 10.000 representaciones) se suman estos días las reposiciones de «Evita» (con Ricky Martin como el Ché y la magnífica argentina Elena Roger en el papel protagonista) y «Jesucristo Superstar». El revivalsetentero se completa con «Godspell».

Fuente: Julio Bravo (www.abc.es)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada