15/3/12

El Victoria Eugenia se despide con danza de dFeria



El Festival de Teatro dFeria se despide hoy de su escenario principal, el Victoria Eugenia, con Arte-An, una propuesta de Dantzaz Konpainia (20.00). El espectáculo incluye tres piezas, según explicó ayer el director general de la compañía, Filgi Claverie, durante la presentación del mismo. La representación reúne dos coreografías del israelí Itzik Galili, una de ellas creada en exclusiva para la formación vasca, y otra del eslovaco Lukas Timulak.
La mezcla de las piezas marcará un juego de ritmos y sentimientos con el espectador. Dantzaz Konpainiak volverá a representar Earth apples,una coreografía de Galili a la que la formación le ha abierto las puertas de países como Alemania y Polonia. Al programa se suma Flash deluxe, la pieza creada en exclusiva para la compañía y a la que ha puesto música Paxkal Indo, combinando percusión, txalaparta y ritmos africanos. Ambas emanan “fuerza”, según describió el director general de la compañía, frente a la “delicadeza, finura y emoción”, de A place between, la pieza de Timulak.
La última jornada de dFeria además acogerá Estrés por tres (Tres comedias salvajes) de La Barca Teatro. El espectáculo, compuesto por tres obras cortas (Madera de líder, de Alberto Casso; Indefensos, de Javier de Dios, y Parado Estrés, de César López Llera), ofrecerá en la Sala Club del Victoria Eugenia (18.00) “una mirada crítica y humorística hacia el presente”, aclaró el director del montaje, el propio Javier de Dios.
Con una escenografía rozando el minimalismo y construida a base de cartones “para transmitir una idea de fragilidad, de esa crisis económica, moral y ética”, desfilarán por el escenario una suerte de parejas imposibles y de situaciones extremas.
Humor ácido
El Teatro Principal acogerá la propuesta más ácida con La lechuga (23.00), poniendo fin a la programación escénica de la XVIII edición de dFeria. Una reunión familiar, tres hermanos, sus parejas, unas vidas completamente dispares, y la pregunta de qué hacer con un padre en estado vegetativo durante 9 años articulan la obra.
“Cada uno tiene sus necesidades y prioridades, y en ellas no entra hacerse cargo de su padre”, explicó el productor de la obra, Toño Pinto, que reconoció que “nos sorprende que la gente, durante la representación se ríe más de lo previsto, porque al fin y al cabo, es una situación dura”.
Fuente: Inés P. Chávarri (www.elpais.com)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada