24/4/12

Londres da la vuelta al mundo de la mano de Shakespeare


Londres celebra la universalidad de William Shakespeare con el festival Globe to Globe, en el que se representarán en un mismo escenario, a partir de este lunes, las 37 obras teatrales del dramaturgo inglés en 37 idiomas diferentes.
Coincidiendo con la celebración del cumpleaños del autor de Hamlet, arrancó oficialmente este lunes una cita teatral que traerá hasta esta capital a compañías de todos los puntos del globo, desde Argentina a Japón, pasando por Sudán del Sur, Afganistán o China.
Gracias a ello, el londinense teatro Globe se convertirá hasta el 9 de junio en una Torre de Babel dedicada a las pasiones, las guerras, el amor y las luchas de poder descritas por el dramaturgo.
En la réplica junto al río Támesis del teatro original donde Shakespeare estrenó sus obras hace 400 años, hubo este lunes una ceremonia maorí haku, en la que un grupo de hombres semidesnudos y el cuerpo tatuado han bailado y han lanzado gritos de guerra.
Han sido los miembros de la compañía de Nueva Zelanda Ngakau Toa, que han interpretado en la lengua maorí Troilo y Crésida, una obra inspirada en la guerra de Troya.
El director de la compañía de Nueva Zelanda, Rawiri Paratere, explicó en el escenario del mítico teatro al aire libre que adaptar a Shakespeare ha sido siempre un reto, pero que hacerlo al maorí tiene sus ventajas.
"Nosotros usamos el maorí clásico, que contiene todas las formas del lenguaje que Shakespeare utilizaba. Además, es una oportunidad para recuperar muchas de las palabras y expresiones antiguas de nuestro idioma", señala Paratere.
Tras la ceremonia haku, pero en una versión mucho más silenciosa, se presentó este lunes -en el lenguaje de los signos- Trabajos de amor perdido (Love's Labour Lost), por la compañía Deafinitely.
Es la primera obra completa de Shakespeare que se representa en el idioma de los sordomudos y que afronta el reto de adaptar el inglés clásico al moderno y éste al lenguaje de los signos británico.
El español estará representado por la Compañía Nacional de Teatro de México, que subirá a escena Enrique IV (Parte I) y la argentina Elkafka Espacio Teatral se encargará de la segunda parte de la obra histórica del bardo.
Desde España llega la compañía Rakatá para representar Enrique VIII, con acento castellano. El objetivo de este ambicioso festival es demostrar que Shakespeare es representado y conocido en cualquier rincón del mundo y forma parte de la cultura universal, según explicó su director, Tom Bird.
No cabe duda de que el evento ha sido un gran reto desde el punto de vista organizativo y diplomático. Además de conseguir los permisos y los visados, sus responsables y participantes han tenido que lidiar con los avatares de la política internacional.
En Afganistán, los ensayos fueron interrumpidos por atentados, y la compañía que viene de Bielorrusia, que llevará a escena Rey Lear (King Lear), ha tenido que ensayar fuera del país porque sus actividades están completamente prohibidas por el régimen de Minsk.
La variedad del programa muestra cómo Shakespeare puede unir a enemigos irreconciliables, y en este festival comparten cartel, por ejemplo, una compañía de Estambul (Turquía) y el Teatro Nacional de Armenia.
El caso del grupo israelí resulta paradójico, porque activistas propalestinos han pedido que se boicotee su presencia en Londres y al mismo tiempo ha tenido problemas en su país por representar en hebreo una obra, El mercader de Venecia (The Merchant of Venice), considerada por algunos antisemita.
Pero, según confiesa el director del festival, el mayor reto de todos ha sido traer a Londres la compañía de Sudán del Sur, el país más joven del mundo, que consiguió su independencia en 2011 y donde hay que resolver problemas como la falta de telefonía móvil o los combates que se están produciendo allí en este momento.
Bird ha confesado que no es capaz de elegir una de las obras de la amplia programación, pues sería como decir a qué hijo quieres más, pero tiene una recomendación: Cer al menos una producción por cada continente y hacerse así una idea de la increíble variedad de formas en las que se interpreta a Shakespeare en el mundo.
Fuente: EFE vía www.lavanguardia.es

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada