17/5/12

Cabanyal Íntim pone el teatro en casa



Como alternativa a los grandes eventos y las grandes operaciones urbanísticas, la plataforma Salvem El Cabanyal y la compañía Francachela ofrecerán microespectáculos en las casas amenazadas del barrio. “Montajes íntimos y atrevidos, de unos 20 minutos de duración, que utilizan planteamientos singulares para crear una proximidad con el público”, es lo que mostrará del 1 al 3 de junio el Festival Cabanyal Íntim, al decir de sus directores, Isabel Caballero y Jacobo Julio. Trece pequeñas piezas que se representarán ocho veces diarias, como es el caso de El día que Felipe González va guanyar les seues primeres eleccions, a cargo de las actrices Nuria García y María José Peris. “Estoy aquí porque el año pasado me encantó como espectadora”, explicó esta última, que dejó claro el carácter solidario de la participación.
Esta segunda edición de Cabanyal Íntim necesitaba, no obstante, una mínima financiación para arrancar, que ha sido conseguida por el sistema de micromezcenazgo, con pequeñas aportaciones económicas voluntarias vía digital, que el martes consiguió alcanzar la cantidad pretendida, según informaron los organizadores. La edición precedente, celebrada en octubre, alcanzó los 2.000 espectadores con sus 11 propuestas escénicas experimentales. Como Cuinant, que la bailarina Pepa Cases ofrecerá —cómo no— en la cocina de una vivienda. OIndicios, obra sin actores para cinco espectadores en la que Imposible Cía dará el protagonismo a objetos y público.
La más íntima es Üiqü’is, un espectáculo de títeres de La Panda de Iolanda, que sólo pueden ver dos espectadores a un tiempo. La más “tumultuosa” será El circo sueco de Bambalino y Cuchufleta, que ofrecerá el Teatro La Estrella en su histórica sede. Con Almas latentes, Niño Viejo estará en la calle y utilizará “solares, descampados y casas derribadas como soporte de una serie de proyecciones con las que se dotará de vida a estos espacios”. Algunos espectáculos serán musicales, como el cabaret dramático La viuda del mar, con la voz de Belén Riquelme y el acordeón de Isabel Latorre, y Live in the living, a cargo del holandés Rick Treffers, junto a los valencianos Óscar Briz, Gilbertástico y Fernando Milagros. Y así hasta 13 piezas más o menos experimentales, cortas y repetidas en varias sesiones, con la que se quiere recabar “la atención sobre el Cabanyal” una vez más y sobre la lucha que en el barrio se desarrolla “por un modelo de sociedad y un modelo de ciudad”, en el que “el apoyo de la gente de la cultura ha sido una constante”.
Fuente: Juan Manuel Játiva (www.elpais.com)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada