25/6/12

El teatro de verano regresa cargado de clásicos

Clásicos de ayer y de anteayer, prometedoras delicatessen por descubrir, caras conocidas en las tablas para atraer al público que no las visita el resto del año, experimentos más y menos atrevidos que no tienen cabida en las temporadas regulares, coliseos al aire libre con las gradas pobladas de abanicos... Si los festivales de verano, con su exuberante variedad de propuestas escénicas, eran hasta ahora la época del año en la que menos excusas quedaban para no asistir al teatro, sin duda la crisis los ha convertido -a los que la sobreviven- en oasis. No sólo porque las temporadas de los grandes teatros han menguado, sino porque lo primero que han eliminado son los espectáculos internacionales. Y ciudades que aspiran a ser grandes capitales culturales europeas como Barcelona se quedarán casi sin ninguno el próximo curso teatral. Así las cosas, parece necesario repasar las propuestas de algunos grandes festivales de verano en España y Europa. Un verano marcado por los Juegos Olímpicos de Londres, que vienen cargados de teatro: su olimpiada cultural organiza el World Shakespeare Festival, donde además de la Royal Shakespeare Company habrá grupos y creadores de todo el mundo, desde Iraq hasta Calixto Bieito.

Los nuevos talentos del teatro internacional
El nuevo director del festival Grec de Barcelona, Ramon Simó, ha realizado una apuesta arriesgada que espera refrescar el panorama teatral de la ciudad: aunque los directores catalanes que presentarán producciones nuevas son bien conocidos -Sílvia Munt dirige Dubte, Josep Maria Mestres se atreve con Senyoreta Júlia, Carme Portaceli propone El vídeo no el veu ningú, Bieito presentará su carnal visión de El gran teatro del mundo y Marcel·lí Antúnez trae su performance mecatrónica Pseudo-, en el territorio internacional, con la magnífica excepción de The master and Margarita, de la compañía británica Complicite -dirigida por Simon McBurney, que es este año el artista asociado del Festival de Avignon-, Simó apuesta por que el público barcelonés descubra nuevos talentos, como los alemanes She She Pop en Testament, los islandeses Vesturport con una Metamorphosis de Kafka muy física, el húngaro David Marton con el teatro musical de Don Giovanni, keine pause o los italianos Motus con Alexis. Una tragedia greca y Too late! (Antigone) Contest#2. Toca descubrir. Y evaluar. Todo julio

Ollé abre en Almagro con Pou, Homar, Velasco y Verdú 
El déficit que arrastraba el certamen y el cambio de gobierno en Extremadura llevaron a que la actriz Blanca Portillo haya dirigido el festival de Mérida tan sólo un año. Y a que el modelo haya cambiado completamente: su gestión ahora la realiza una empresa privada, Pentación, de Jesús Cimarro. La apertura será Hélade, que enfrenta a la Grecia clásica con la actual. Lluís Homar, Josep Maria Pou, Concha Velasco y Maribel Verdú son los protagonistas a las órdenes de Joan Ollé (del 5 al 8 de julio). Por su parte, José Carlos Plaza dirige a Ana Belén y Julieta Serrano en Electra (del 20 al 29 de julio) y Rafael Álvarez el brujo dirige y protagoniza La odisea (entre el 1 y el 12 de agosto). Ya en el Festival de Teatro Clásico de Almagro habrá 31 compañías españolas y 13 extranjeras, incluida la Nacional de China que hará un Quijote (23 y 24 de julio). El castigo sin venganza en versión argentina, El perro del hortelano dirigido por Eduardo Vasco, Macbeth por Helena Pimenta o Noche de Reyes con los británicos Filter Theatre son otras propuestas. Festival de Mérida: Del 5 de julio al 26 de agosto. Festival de Almagro: Del 1 al 24 de julio

De Kentridge a Ostermeier, un cartel deslumbrante
El cartel de este año del festival de Aviñón es apabullante. Comenzando por las obras que presentará su artista asociado de este año, Simon McBurney, director de la compañía británica Complicite. Habrá desde una instalación de la artista Sophie Calle hasta lecturas de John Berger junto a Juliette Binoche. Pero también estará muy presente el teatro de la fascinante Katie Mitchell, que se atreve a adaptar a Sebald en Los anillos de Saturno y que lleva al scenario a un científico real para hablar sobre los cambios que amenazan nuestro medio ambiente en Ten billion. Thomas Ostermeier dirigirá a la Schaubühne berlinesa en Un enemigo del pueblo de Ibsen, en el que contrapone beneficio financiero y democracia, y el sudafricano William Kentridge, siempre imprescindible, presentará Refuse the hour, en el que -sin duda signo de los tiempos- la dramaturgia es de un científico, Peter Galison, con el que ha dialogado para transformar la abstracción científica en fenómenos sensibles. La lista de grandes nombres es inacacabable, porque también estará Christoph Marthaler con una transposición cómica del musical My fair lady para hablar del lenguaje pero, sobre todo, del paso del tiempo. De Christophe Honoré se verá Nouveau roman -sobre los escritores que cambiaron la literatura francesa- y Romeo Castellucci propone The four seasons restaurant, sobre el momento en el que el pintor Mark Rothko quiso retirar sus cuadros del restaurante que se los había encargado. Del 7 al 28 de julio

Espectáculos mayores que un teatro
Las ambiciones del festival de Edimburgo de este año son enormes. Un gigantesco espacio del Royal Highland Centre será habilitado para tres obras que no caben en teatros convencionales y que van a cargo de grandes directores europeos: el polaco Grzegor Jarzyna propone una espectacular construcción de tres plantas repletas de pantallas para su 2008:Macbeth; Ariane Mnouchkine crea un mundo de imaginación, fantasía y fallidas esperanzas sociales en Les naufragés du Fol Espoir (Aurores); y Christoph Marthaler llevará, como a Aviñón, su visión del musical My fair lady. Además, habrá gran desembarco japonés con obras como Waiting for Orestes: Electra, de la compañía Suzuki de Toga. Y mucha danza, desde el Ballet Preljocaj a Batsheva, y óperas como David et Jonathas por Les Arts Florissants. Del 9 de agosto al 2 de septiembre

LONDRES
Shakespeare global
Para los Juegos de Londres se ha hecho una gran apuesta por el autor que casi inventó lo humano. El World Shakespeare Festival lleva por todo el país, especialmente a Londres y a su localidad natal, Stratford-upon-Avon, 30 obras del genio inglés a cargo de grupos de todo el mundo: desde la Royal Shakespeare Company al Teatro Nacional de México con A soldier in every son - An aztec Trilogy o Romeo and Juliet in Baghdad, de la Iraqi Theatre Company. The wooster Group hará un Troilus and Cressida y habrá una Desdemona el 19 y 20 de julio a cargo de la Nobel Toni Morrison, la música Rokia Traoré y el director Peter Sellars. Bieito llevará a Birmingham y Londres su Forests, un recorrido por los bosques de las obras de Shakespeare. Pero dentro del London 2012 Festival habrá más. Robert Wilson estará presente con su Einstein on the beach y Damon Albarn repondrá su ópera Dr. Dee. Julie Walters volverá al National Theatre con The last of the Haussmans y los Rimini Protokoll convertirán a cien londineses en protagonistas de 100% London. Hasta octubre. festival.london2012.com Hasta el 9 de septiembre.


Fuente: Justo Barranco (www.lavanguardia.es)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada