19/6/12

Fura de Estambul



"'Quiet aquí! Is everybody good? Everything tamam'?". Los responsables de seguridad, atiborran de advertencias, consejos y órdenes a una docena de jóvenes actores turcos que trepan vacilantes por entre los barrotes metálicos de la esfera gigante. Una componente del equipo técnico les observa en silencio: "Nos ha sorprendido gratamente la pasión que ponen y la calidad que tienen, en pocos lugares hemos encontrado gente así", explica.
La Fura dels Baus ha confiado en la muchachada local para ungir de carácter patrio su nueva obra Istanbul, Istanbul. Ochenta voluntarios, de una selección previa de 250, llevan una semana ensayando la función. Apenas quedan entradas para pisar el muelle del Cuerno de Oro, construido hace 550 años, que albergará jueves y viernes a más de 10.000 espectadores.
"Es una satisfacción participar de este intercambio cultural, agradecemos al IKSV habernos propuesto el proyecto", celebra Àlex Ollé, director artístico de la obra junto a Carlus Padrissa. Se refiere a la Fundación por la Cultura y las Artes, cuyo 40 aniversario conmemorará el espectáculo.Los artistas no pisaban Estambul desde el año 1999 cuando, gracias también a una iniciativa del IKSV, representaron F@usto 3.0.
El dúo de directores celebra así la posibilidad de aportar a la ciudad algo más. "La Fura ha perseguido desde siempre recuperar para el mundo del espectáculo espacios atípicos pero desaprovechados", afirma Padrissa. Algo que se extiende a los recursos humanos: "Queremos dotar a los actores de las herramientas necesarias para que puedan desarrollar nuevos proyectos".
Los voluntarios, estudiantes estambulíes en su mayoría, no serán los únicos oriundos del lugar sobre las tablas. En la faz proyectada de un humanoide metálico de 10 metros de altura, la cantante turca Tilbe Saran recitará versos del poeta turco Orhal Veli. A ella se unirá la conocida solista y mandolinista Sumru Aguiryürüyen. Además, 25 técnicos locales trabajarán entre bambalinas junto a los 15 que han venido desde España.
El espectáculo combinará creaciones ya conocidas de la compañía, como la bola, la cortina humana o el humanoide, apodado 'la giganta', con nuevos elementos producidos para la ocasión. "El tulipán, elemento distintivo de Turquía, será protagonista. Hemos creado cuatro flores que participarán en la obra elevándose a cierta altura. Son piezas que esperemos poder usar en próximas representaciones", señala Carlus.
La compañía, de casi 25 años de edad, ha cargado siempre de simbolismos todas sus puestas en escena. "'La giganta' encarna a la Madre Naturaleza. La cortina humana nos recuerda que estamos todos unidos en este barco, que toda la humanidad forma un mismo todo", explica Padrissa. La obra, un homenaje al IKSV y a la historia de Estambul, será un cóctel de poesía, música, videoproyecciones, 'performance', danza y efectos especiales. O sea, muy de la Fura.
"Mira, tú, ¡esto es precioso! ¡Este sitio es espectacular!", exclama Ollé mientras contempla embelesado el Cuerno de Oro. El atardecer impregna de matices rojizos el astillero. Comienza el ensayo de la obra. Los asistentes observan atónitos como la grúa eleva a 15 jóvenes a más de 60 metros por encima de sus cabezas. La música, atronadora, cruje el crepúsculo y acompaña los movimientos eléctricos de los actores. Nada más poner pie en tierra la conmoción se torna júbilo.
Fuente: Lluís Miquel Hurtado (www.elmundo.es)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada