28/6/12

La villa del Caballero... y del teatro




La leyenda del caballero de Olmedo, glorificada en el siglo XVII en una obra de Lope de Vega, ha hecho mella en la centenaria villa vallisoletana. Desde aquel entonces, el teatro clásico flota en el aire que se respira entre las calles del pueblo. Hace unos años, esa presencia se materializó en una realidad tangible, en forma del Festival de Teatro Clásico en la Villa del Caballero, Olmedo Clásico, que celebra su VII edición entre los próximos 20 y 29 de julio. Y a pesar de que la localidad es hogar de algo menos de 4.000 habitantes, durante esos días albergará representaciones que no envidian en calidad a las que se pueden ver en cualquier capital de millones.

“Debido a la influencia de la obra de Lope, el pueblo se había ido dotando de instalaciones teatrales”, explica Germán Vega, codirector del festival. Por eso, cuenta, los siempre duros comienzos resultaron más sencillos de superar que el actual bache de la crisis, que dificulta el acceso a los apoyos económicos. “Hemos tenido que ajustar bastante”, confirma Vega. El hachazo, concretando, se ha llevado un 20 por ciento de su presupuesto habitual, dejándolo en alrededor de 180.000 euros. Con todo, se ha querido mantener el nivel, algo a lo que a contribuido el hecho de que las compañías han reducido sus cachés, apretándose ellas también el cinturón. “Partimos de la aportación del público y de las instituciones municipales”, añade Benjamín Sevilla, el segundo director. “Y en lo que hemos intentado ajustar es en las infraestructuras, la publicidad, el personal… “.

La programación -nueve espectáculos para nueve días-, se basa, según señala Sevilla, en las propuestas teatrales presentadas durante todo el año en España, siempre que contengan textos de la transición del Renacimiento hasta el Barroco. “Intentamos alternar comedia y tragedia, así como los diferentes temas del teatro español y europeo”. Además, se llevan a cabo actividades paralelas como unas jornadas con mesas redondas en las que participan directores, actores y críticos de renombre, un curso de interpretación para profesionales y aficionados y varias exposiciones. De media, unos 7.000 espectadores participan cada año en el festival, que tiene lugar, dependiendo de la función, en la Corrala del Patio del Caballero y en una iglesia barroca acondicionada como teatro. Aunque la mayor parte del público es local, también reciben visitantes de la provincia de Valladolid y del resto de Castilla y León y Madrid, sobre todo. Para esta cita, en la que se han visto forzados a aumentar el precio de las entradas de 13 a 14 euros, esperan contar el mismo apoyo que en ediciones anteriores. "Ojalá el festival no se resienta de público, porque ellos son los principales patrocinadores”.


El programa

Viernes 20: Farsas y églogas, de Lucas Fernández (Compañía Nao d'Amores)

Sábado 21: Noche de Reyes de William Shalespeare (Noviembre Teatro)

Domingo 22: El médico de su honra (Teatro Corsario)

Martes 24: Vida de Timón, de William Shakespeare (Teatro Dran)

Miércoles 25: La tempestad, de William Shakespeare (Barco Pirata, bajo la dirección de Sergio Peris Mencheta).

Jueves 26: La gran Zenobia, de Calderón de la Barca con versión y dirección de Gustavo Galindo (Teatro Galo Real).

Viernes 27: Yo soy don Quijote, de José Ramón Fernández, bajo la dirección de Luis Bermejo y con José Sacristán.

Sábado 28: La Celestina, de Fernando de Rojas, (Compañía Atalaya, bajo la dirección de Ricardo Iniesta).

Domingo 29: Abre el ojo, de Francisco de Rojas Zorrilla, bajo la dirección de Rafael Rodríguez.

Fuente: Sílvia Hernando (www.elpais.com)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada