21/7/12

El ‘infierno’ sin salida de Sartre abre el MIT



Tres personajes encerrados en una habitación esperan la tortura, la muerte u otra salida, pero cuando la puerta se abre ya saben que la condena es entenderse. A puerta cerrada, versión conjunta de los argentinos Timbre 4 y los franceses Théâtre du Soleil sobre el texto de Jean-Paul Sartre que pudo escenificarse en 1944, poco antes de la liberación de París, es la significativa apertura oficial, hoy —y con pregón de Quico Cadaval—, de la 28ª Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia (MIT). Hasta el próximo sábado, veinte espectáculos —16 estrenos— y 25 funciones vuelven a convertir la capital de O Ribeiro en la fiesta fundacional del teatro propio.
El montaje de A puerta cerrada, la obra que popularizó la frase “el Infierno son los otros” hasta en el recetario neoliberal, es muy textual, pero no al uso. Lo remarca el director de la MIT, Roberto Pascual: “Me interesa esa idea de troupe de Théâtre du Soleil, una especie de comuna teatral donde todos hacen de todo y el proceso es el resultado, no hay un fin en sí mismo”. El director, Serge Nicolai, que estará en Ribadavia, remite —dice Pascual— a la potencia de la “voluntad” ahora mismo. “Es el primer paso para conseguir algo”.
Con los equilibrios habituales entre teatro propio y conexión exterior, dramaturgia contemporánea y clásicos revisados, la Mostra trae también Delicadas, de los catalanes T de Teatre. Creada y dirigida por Alfredo Sanzol, la obra que clausura la MIT 2012 (sábado 28) se plantea como un mosaico de la posguerra en España con heroínas complejas y “sin fascistas de tebeo”, según glosó la crítica resistente. Repite en Ribadavia la compañía cubana Mefisto Teatro, con el clásico de Zorrilla modificado por Liuba Cid Donde hay agravios no hay celos. Si el conflicto principal en el teatro del Siglo de Oro era la honra, el montaje de Mefisto lo adapta a la sociedad actual. “Como un clásico de la picaresca leído hoy y con un cierto barroquismo tropical”, resume Pascual. En el atrezo y el vestuario de los actores, cartón y aluminio.
Entre las producciones gallegas, además de Oeste solitario, de Excéntricas, la MIT rescata el espectáculo de teatro, danza y video In(jueves 26), de Elefante Elegante, versión libre de la comedia coral de Brecht La boda de los pequeños burgueses, tras un año sin ser representado. Habrá unas Crónicas do Sochantre (viernes 27), sobre la obra de Cunqueiro, pero los responsables del viaje de esqueletos por una Bretaña imaginaria serán los franceses Les Anachroniques, compañía fundada en el seno del departamento de castellano de la Universidad Toulouse II-Le Mirail. En Arrieiros (sábado 28), de Os Quinquilláns, especializados en ese teatro callejero que tan difícil tiene recuperar taquilla, se refresca una historia de la comarca: la de los vendedores de vino que marchaban cargados de bocois hasta Pontevedra en el siglo XIX. Este año, además, se representa en Ribadavia el primer proyecto teatral de la Escola Superior de Arte Dramática de Galicia (Esad). Dani Salgado fue el encargado de hacerse con la dramaturgia de A tempestade (viernes 27), de Shakespeare, y su adaptación a verso blanco. En el proyecto pedagógico se implicó la Axencia Galega das Industrias Culturais.
La presencia de Roberto Vidal Bolaño, al que la Academia dedica las Letras 2013, será más explícita el año que viene. La MIT coproducirá alguno de los montajes que presenten las compañías gallegas en el Ano Bolaño. Entre los pocos festivales que capea el temporal de restricciones y subida de impuestos para educación y cultura, la Mostra, con un presupuesto de 200.000 euros entre aportes estatales y gallegos y abriéndose al micromecenazgo, volverá a ser un espacio de reivindicación. Sin un IVA reducido y en el contexto actual, lo único que engordará con certeza a base de reciclar escenografías, comprimir elencos e incumplir los convenios en vigor lo sintetiza Pascual: “La economía sumergida”.
Fuente: Óscar Iglesias (www.elpais.com)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada