12/7/12

¿Qué haría usted, espectador?



Son buenos mimbres los que lleva este cesto. Duda razonable es un nueva obra de Borja Ortiz de Gondra, uno de los autores más brillantes de la nueva dramaturgia. La dirige Josep Maria Mestres, director catalán con un currículo lleno de éxitos. La interpreta Marcial Álvarez, uno de los actores más rigurosos y completos del panorama. Y se estrenó ayer en la sala Cuarta Pared, continente de tan buenos contenidos a lo largo de su historia.
 Además, la historia está inspirada en un caso real, que tuvo una enorme repercusión en los medios: el conocido como caso Neira, en el que un hombre (Jesús Neira, que a raíz del caso ocupó un cargo público en la Comunidad de Madrid) resultó herido grave tras acudir en auxilio de una mujer que estaba siendo agredida por otro hombre en la recepción de un hotel. La obra cuenta la historia de una pareja que sospecha que la empleada del hogar que trabaja para ellos está siendo víctima de maltratos. En la pareja ella se pregunta si debe ayudar a quien no quiere ser ayudado, mientras él propone mantenerse al margen. Así empieza un thriller que empuja a los espectadores a una red de mentiras y medias verdades que encubren un secreto.
Es teatro de aquí y ahora. “Si no quiere ser un cadáver, un dramaturgo ha de dialogar con la sociedad que le ha tocado en suerte”, señala el autor. Se trata, según explica el director del montaje, de una obra de suspense, con un trasfondo social y, sobre todo, ético. Pero, asegura, “también es una obra amena, que tiene su parte de sentido del humor aunque tratemos un tema tan duro. Creo que no hay humor si no hay trascendencia y viceversa”.
La actriz y responsable de la compañía Vaivén Producciones Ana Pimenta cuenta con un actor tan popular como Marcial Álvarez (Pope, en la desaparecida serie televisiva El comisario) y otros dos intérpretes, Celia Pastor y Mariano Venancio.
El dramaturgo señala que la obra no trata de la violencia de género, sino de las consecuencias morales de actuar o no actuar cuando hay dudas razonables sobre lo que ha ocurrido. “El espectador será quien decida qué hacer”, concluye el autor de este montaje, que ha cosechado excepcionales críticas en su estreno en el País Vasco.
Duda razonable. Sala Cuarta Pared. Hasta el 22 de julio. De miércoles a domingo a las 21.00. 12 euros.
Fuente: Rosana Torres (www.elpais.com)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada