17/7/12

"Tener una familia disfuncional me otorgó mordacidad"



El estadounidense Neil LaBute (Detroit, 1963) y el italiano Marco Calvani llegan al festival Fringe Madrid con su proyecto Author directing Author bajo el brazo, que, como su nombre indica, consiste en el intercambio de una obra para dirigir cada uno la del otro. Ambos autores mantuvieron ayer un encuentro abierto con el público para responder a sus preguntas y presentar las obras que llevarán solamente hoy y mañana al escenario de Conde Duque: Lovely Head (Miel en los labios), escrita por LaBute y llevada a escena por Calvani, y Roba de questo mondo, del italiano, dirigida por el primero. Darán vida a sus personajes los actores Kiti Mánver, Chema Coloma, Adolfo Simón y Marta Rubio.

El experimento nació en Italia, en el marco del Festival de Spoleto. Luego viajó a Estados Unidos, Reino Unido y finalmente recala en España. “El teatro consiste en comunicar, por eso hacerlo en un idioma que no es el tuyo es una cuestión difícil”, reconoce LaBute. “Primero lo hice en italiano, ahora en español, y en medio he participado durante cuatro veranos en un taller de la Sala Beckett de Barcelona, que era mayoritariamente en catalán”.

Calvani y LaBute eligieron un tema del que partir: la familia, uno de los más recurrentes en la obra del estadounidense. De hecho, el autor reconoce: “Aunque no hubiésemos delimitado el tema, probablemente la habría escrito de esta manera”.

“En ambas obras observamos cuán elástica es la palabra “familia”. Miel en los labios está protagonizada por una mujer establece una relación extraña con otro miembro de la familia. De cuántas maneras diferentes puedes amar a una persona”. La identidad de este pariente no se desvela casi hasta el final.“Lo que ves al principio no es necesariamente la verdad, eso es algo común en mis obras. Lo que hace que floten muchas preguntas en el aire”.

El autor de En compañía de hombres es bien conocido por su mirada mordaz y su humor cáustico, que adquirió ya de pequeño: “En mi casa sentía una especie de peligro en el ambiente. Había mucha presión entre mis padres, podía ver esa dinámica típica de “familia disfuncional”. Por eso escribo sobre personas que usan el amor como poder y se relacionan de forma extraña”.

Explica LaBute que su propósito a la hora de escribir no es pedagógico, aunque matiza: “Sí quiero confrontar al público con situaciones que no han vivido y sitios que no han visto antes, pero en el fondo se trata de que vengan a ver la obra y pasen una buena velada, que salgan diciendo: “¡Qué divertido!” o “¡Qué tenebroso!”

El festival Fringe acaba de llegar a Madrid importado de tierras escocesas. Nació hace décadas al margen -de ahí su nombre- del Festival de Edimburgo con las propuestas minoritarias y arriesgadas que no encajaban en aquél, pero acabó fundiéndose con el oficial después de que público y críticos se quedaran prendados de lo que allí se cocía. En inglés el término se usa como adjetivo para designar a todo lo que sucede en los cauces más alternativos de la cultura, pero LaBute no se ve a sí mismo luciendo esta etiqueta: “He hecho de todo, Broadway, Off-Broadway (el circuito alternativo de Nueva York), teatros pequeños, grandes teatros de Londres... Me encanta haber tenido todas esas experiencias diferentes, lo importante es que alguien se interese por mis obras y decida llevarlas a escena, y estoy feliz porque eso es lo que ha ocurrido hasta ahora”.

Fuente: Fernando Díaz de Quijano (www.elcultural.es)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada