21/7/12

Un ilustrador (español) en Broadway



Alex Trochut no ha ido nunca a ver un musical en Broadway. De hecho, no es el género que más le gusta. Y, sin embargo, su nombre aparecerá, de algún modo, en los grandes neones de la meca teatral neoyorquina a finales de verano. Será entonces (el 10 de septiembre, para ser más exactos) cuando se estrene en el Barrymore Theatre el musical Chaplin, cuyo cartel ha diseñado el español.
«Surgió a través de mis agentes en Nueva York, que me mueven el porfolio allí», cuenta el ilustrador en conversación telefónica desde su estudio en Barcelona. Se trata de la agencia especializada en ilustración Debut Art, responsable de la carrera de Trochut a nivel internacional. Eso sí, el proceso de selección fue «mucho más sencillo de lo que pueda parecer por el hecho de ser Broadway», confiesa Trochut.
«En este caso, pasamos de la primera propuesta al resultado final en apenas una semana, fue todo muy rápido, tenían prisa, y tuve la suerte de que mi propuesta les gustó en el concurso que convocaron». Una propuesta que, aunque en su idea inicial era ligeramente distinta al resultado final, debía retratar la vida de Chaplin en una imagen. «Soy ilustrador y lo bonito es que cada proyecto es distinto, no eres especialista en nada». De hecho, Trochut no era (y no es) un fanático de Chaplin, solo lo recuerda de niño, «cuando mi abuela me ponía sus películas y me reía con ellas, pero no era un gran conocedor de su vida».
Pero, ¿cómo se retrata la vida de alguien en solo una imagen? «Estudié el guión del musical -escrito por Christopher Curtis y Thomas Meehan, responsable de "Annie"- y compuse algo en blanco y negro. Es como un collage, vas probando las imágenes, haciendo transiciones con ellas». En este caso, la historia muestra en primer plano el rostro de Charlot y, en una segunda mirada, unas escaleras por las que baja un niño construidas con carretes de película... «así hasta lograr el hilo conductor de la historia, con todas las capas de su intensa vida, una vida llena de situaciones».
Situaciones como las que Chaplin vivió con las dos mujeres que parecen en el cartel: Hedda Hopper, que «fue una persona que jugó una especia de juego a tres bandas con él, es la mala de la película», y Georgia Hale, actriz de «La quimera del oro» con la que tuvo un «affaire» y a la que besa en el diseño de Trochut.

La inspiración

Modesto y prudente, el diseñador reconoce que en este caso «se dio la casualidad de que me encontraba en Nueva York cuando se desarrolló el proyecto y colgar un cartel en Times Squarefue un aliciente». Para él, «toda la base de la creatividad reside en el robo, todo viene referenciado de cosas que consumimos», y ahí encuentra Trochut la inspiración, alimentando las cosas que le apasionan e intentando «que lo que "robes" mire a tu corazón directamente, porque al final eres un remix de todo lo que consumes».
En el cartel de Chaplin, por ejemplo, «hay referencias al trabajo clásico en blanco y negro de los años 20 y al cómic americano de los años 50». Pero, la imagen que veremos en Broadway tiene un fondo amarillo y la tipografía aparece en azul... «No ha salido como yo quería, aunque esto es algo que te pasa siempre. Entregué una cosa, pero luego la gente de Broadway agarró el cartel aún no acabado y yo no intervine en el color ni la tipografía, solo en la ilustración central», confiesa Trochut.
Y es que este diseñador, que no se considera un artista, tiene muy claro que su trabajo «siempre queda entre lo que yo quiero y lo que quiere el cliente». Porque lo que Chaplin hubiera pensado del cartel... es otra historia.

Chaplin, un rey del cine en Nueva York

Fuente: Inés Martín Rodrigo (www.abc.es)

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada