13/9/12

Ernesto Caballero: "No habrá monopolios"

Fuente: José Luis Romo (www.elmundo.es)

Esta noche, el Centro Dramático Nacional subirá el telón su temporada en su sede del Teatro Valle-Inclán con Nadie verá este vídeo, una ácida radiografía de la sociedad capitalista escrita por el británico Martin Crimp. Será una excepción dentro de una programación en la que mandará la dramaturgia española y en la que más allá de clásicos, como Lorca, se han abierto las puertas a autores vivos como el veterano José Luis Alonso de Santos o jóvenes talentos ya confirmados como Juan Carlos Rubio o Fausto Paravidino.
Esta apuesta tan hispánica (y necesaria, dadas las difilcultades de los autores nacionales para estrenar sus textos) es quizás la huella más significativa de su nuevo director: Ernesto Caballero. El dramaturgo y director de joyas como La fiesta de los jueces ha relevado a Gerardo Vera, quien dejó muy alto el listón con su última y triunfal temporada pero que no cuidó en exceso la producción patria. "Yo creo que era el momento de apostar por la dramaturgia española", explica Caballero. "Nuestra programación es un manifiesto de impulso y vitalidad porquevivimos un momento de esplendor en nuestros textos. Quiero crear un repertorio, que es lo que se hace en otros muchos países. Sé que aún falta gente pero he querido abrir el abanico y programar varias corrientes, no sólo las próximas a mí".
Además, Caballero ha potenciado la colaboración con las productoras privadas a través de varias coproducciones. "Creo que el teatro nacional es el que hacemos todos. El sector público, el privado, las salas alternativas... He intentado hacer un maridaje, que seamos vasos comunicantes". Precisamente la competencia que el teatro público, con precios más bajos y, por lo general, más recursos, es una de las quejas frecuentes de los empresarios escénicos, que esta temporada, además, se ven asfixiados por la subida del IVA al 21%. "Me he reunido con muchos empresarios a lo largo de estos meses y si tenía algún proyecto que podía chocar con los suyos porque fuera de las mismas características, lo he atrasado. He cogido muchas iniciativas de las productoras para garantizar que puedan girar, porque no puede ser que sólo se vea teatro en Madrid y Barcelona".
Sin embargo, proveniendo Caballero del sector privado, siempre habrá quien dude si desde su puesto, ahora, ha ayudado a sus productores más cercanos. "En ese sentido, ha habido una selección de criterios de calidad en la que hemos creado un consejo asesor y una convocatoria de proyectos. Yo he recibido a todo el mundo y tengo la intención de que no haya repeticiones o monopolios. Al margen de que haya una cierta continuidad, trato de ser ecuánime. Mi proyecto es de cinco años, así que espero que quepamos todos".
Una apuesta integradora que contrasta con la labor de Vera en los últimos años. La última temporada del director de 'Agosto' estuvo trufada de grandes nombres y montajes tan brillantes como grandilocuentes. En la propuesta por Caballero se aprecia quizás más modestia. "He querido hacer más con menos. Hubiera sido fácil escoger cuatro títulos inapelables y dos actores de relumbrón pero yo tengo un programa que cumplir y por el que gané este puesto. He ampliado la temporada, habrá 40 producciones, que creo que nunca ha habido tantas. Incluímos compañías jóvenes y alternativas... No quería que esto fuera algo selectivo y selecto". Para ver su estreno en la dirección con 'Doña Perfecta', de Galdós, protagonizada por Lola Casamayor, habrá que esperar al 2 de noviembre. Hasta entonces, además, de la obra de Martin Crimp se podrá ver Los conserjes de San Felipe, de Alonso de Santos y protagonizado por los actores salidos del Laboratorio Rivas Sheriff, otra de las grandes apuestas de Caballero. "Creo que un Centro Dramático Nacional también está para investigar, por eso he creado este laboratorio que va a nutrir varias obras. Se trata de un punto de un lugar abierto a la exprimentación, del que pueden salir cosas muy interesantes".

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada