24/11/12

Búsqueda del sentido de danzar

Fuente: elpais.com

El bailarín y coreógrafo onubense Guillermo Weickert estrena este fin de semana en Sevilla su último espectáculo, Material inflamable, un solo de 50 minutos de duración en el que el autor reflexiona sobre su vocabulario y su lenguaje. En este trabajo, que representa el sábado 24 y domingo 25 de noviembre en Teatro Central, Weickert habla de la pasión, las luces y las penumbras que como motor encienden el movimiento y la necesidad de encontrar sentido al acto de danzar.


Material inflamable es un solo coreográfico que supone "la obra más valiente" de su creador. El trabajo que ahora presenta Weickert es fruto de dos años de esfuerzos en los que el artista ha ido depurando su mensaje. Desde aquella primera residencia artística en La Caldera de Barcelona, la obra ha ido evolucionando y creciendo a medida que se ha representado en festivales como el Alt de VigoDansa Valencia, Palm amb dansa y Costa Contemporánea de Almería, así como en el teatro Pradillo de Madrid, hasta llegar a su formato final, que ahora se estrena en el teatro sevillano.



Se trata de una obra "muy personal" en la que Guillermo Weickert se convierte en el propio "material" del espectáculo, una interpretación de su particular manera de entender la danza. Según el autor, "bailar es algo parecido a encender una chispa y confiar en que se transforme en una llama, que prenda un fuego que ilumine el escenario y atrape nuestros sentidos como lo hacen las hogueras", recoge Europa Press.



Más allá del estreno, el artista se halla en un "álgido" momento creativo, siendo numerosas las colaboraciones en proyectos de reconocido prestigio internacional. Así, Weickert acaba de estar en Rusia coreografiando a la compañía Dialogue Dance; también firma la coreografía del espectáculo The hole que está triunfando en Madrid. Como intérprete, acaba de pasar por el Festival de Avignon, el Tanzmasse de Dusseldorf, París o Japón, con la coreógrafa francesa Karine Pontier.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada