23/11/12

Julia Gutiérrez Caba: "Nada me ha dado más que el teatro"



Fuente: Marta Caballero (elcultural.es)

Aunque hace años que no pisa las tablas, la actriz Julia Gutiérrez Caba no piensa, ni por asomo, decir adiós al teatro. Tal como llegó, cuando era apenas una veinteañera, se marchará, sin fastos ni anuncios. Ahora está en ese momento de recoger las flores de toda una vida, como el premio Max a toda su carrera, que ha merecido este año. Aunque los agradece y los recibe con emoción, no le gustan demasiado los premios, porque parece que la estuvieran despidiendo y nada de eso: para ella la interpretación es trabajar todos los días y así desea que siga siendo. El último de estos reconocimientos se celebra esta tarde en la Juan March, que la invita a su ciclo Conversaciones en la Fundación. Allí dialogará con el periodista Antonio San José sobre el teatro, su carrera y también de cuestiones presentes: "Me molesta que en la actualidad se haya limitado tanto el acceso a la cultura", avanza. 

Antonio San José le hará una entrevista en la Fundación Juan March en la que le pedirá que hable largo y tendido sobre su trayectoria en el teatro. ¿Podría esbozar un índice?
No sé qué decirte, he trabajado mucho, me han premiado por ello. Los premios están muy bien, he recibido el Max y ha sido muy bonito. Me darán más... los premios que tocan ahora dan un poco de nostalgia, es como si te dijeran: "Adiós, adiós". Pero me gustan. Sobre el teatro... el teatro requiere más esfuerzo del que la gente pueda suponer, mucho más que el cine y la televisión. Exige una dedicación que ahora ya no puedo darle tan fácilmente, porque requiere un tiempo de ensayo largo, estar más sujeta. 

Si tuviera que despedirse de la escena con una obra, ¿cuál eligiría?
Nunca diría adiós al teatro ni a mi profesión. Un día llegué y otro me iré, sin nada especial. Sobre todo, no podría elegir una obra porque, aunque nunca he sido muy exigente con interpretar un papel u otro, a estas alturas no podría hacer el que me habría podido gustar. No pienso anunciar mi jubilación. 

Debutó en el teatro en 1951, me imagino que lo habrá visto cambiar mucho en estos 60 años. 
Sí, el teatro es un reflejo de la sociedad y la sociedad ha cambiado enormemente. Hoy, por ejemplo, está reflejando muy bien todo lo que pasa, por suerte ahora se puede. Lo que no cambia es el hecho de que siempre haya estado en crisis ni tampoco el que cada día pueda ser algo nuevo, porque es algo tan vivo, tan compartido... no sólo cambia el público de cada función, también lo hacemos nosotros, los actores, por distintas razones. El teatro, a diferencia de otros medios, tiene esa vida, esa inmediatez. 

La más joven del clan de los Gutiérrez Caba, Irene Escolar, me dijo recientemente que el teatro siempre había cuidado de ella. ¿Lo siente también así?
Sí, coincido con mi sobrina nieta, siento que el teatro me ha dado más que ninguna otra cosa. Los otros medios te pueden dar mayor popularidad pero la carrera de teatro, en cuanto a mí se refiere, y también a la niña, que de momento es lo que más está haciendo, te da una vida más aposentada, más seguida. Me preguntan por qué no he hecho más cine pero a mí el cine no me ha necesitado. He acudido a él, claro, y trabajé con gente muy buena, como Juan Antonio Bardem, Forqué... por fortuna nuestra profesión nos ofrece distintos medios para expresarnos. 

¿Le dieron alguna vez un consejo de esos inolvidables que hoy ofrecería a alguien de la edad de Irene Escolar?
Hay uno que siempre he recordado y que, aunque a ella no le hace falta, sí se lo recuerdo a veces. Me lo dio una vieja actriz cuando yo, que entonces tenía 20 años, me enfadé porque no quería interpretar el papel de una mujer de 50, porque me sentía muy ridícula. Le dije que no quería, que lo pasaba muy mal, y me respondió: "Ay, Julita, lo importante del teatro no es eso, es trabajar todos los días". Tenía mucha razón.

En la Fundación Juan March le pedirán que enuncie tres propuestas que, a su juicio, podrían contribuir a mejorar la sociedad. ¿Las tiene ya pensadas?
Me tiene preocupada este tema porque realmente, si lo supiera, fíjate dónde estaría colocada. Sería fantástico encontrarlas y, sobre todo, poderlas desarrollar, que es lo importante. Hay muchas cosas que no me gustan, le cito una, la educación, pero no sólo la de los colegios, sino la que está permitiendo que se limite el acceso a la cultura en todos los ámbitos.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada