1/11/12

La insólita aventura de un musical de aventuras



Fuente: Rosana Torres (elpais.com)
El último jinete cuenta la historia de un joven beduino, llamado Tiradh, cuyo deseo no es otro que encontrar el caballo que ha elegido en lo que es su gran sueño, el mismo caballo que le ha elegido a él como jinete con el fin de que juntos puedan cabalgar hacia la conquista de un reino. De esa manera pueden cumplir el destino que les marca la leyenda del desierto, según la cual hay un caballo para cada jinete y sólo al formarse esa unión pueden alcanzar sus logros.
Esa es básicamente la historia de El último jinete, un musical de aires árabes y étnicos, preñado de una historia de aventuras, de factura española con libreto del escritor y guionista Ray Loriga, dirección de David Conde, música de John Cameron, Albert Hammond y Barry Mason, letras de Rangit Bolt y producido por Andrés Vicente Gómez, conocido hombre del mundo del cine en España, que se enfrenta a su gran reto escénico con este espectáculo que se estrenará primero en Madrid (el 5 de diciembre en los Teatros del Canal) y en primavera en Londres, ya que ha sido concebido paralelamente en ambas ciudades con dos compañías paralelas y una misma infraestructura, con un presupuesto total de 9 millones de euros. De hecho en Londres, tal y como comentó el productor, llevan tres lustros sin estrenar ningún musical totalmente original, sin basarse en ninguna novela, película, obra teatral….
El cómo, dónde y por qué ha nacido este musical es quizá tan novelesco e insólito como el propio argumento de El último jinete. Hace tres años el productor español, ante las dificultades, cada vez mayores, para hacer cine decidió ir a Oriente Medio en busca de apoyos económicos para poner en pie una película de animación. Pero uno de los mecenas con los que entró en contacto le propuso hacer un musical en el West End de Londres, cuyo argumento girara en torno a la reconstrucción del reino saudita. “Era nuestro sueño, les convencí para hacerlo también en España y Ray se involucró totalmente con este proyecto para el que ha escrito casi veinte versiones del libreto”, apunta Andrés Vicente Gómez quien está fascinado con el mundo teatral, hasta el punto de que en los últimos años se está lanzando a varios proyectos como montar el musical de Ay, Carmela, de José Sanchis Sinisterra, y pergeñar un macroespectáculo en torno a Jardiel.
“En el mundo de la escena las responsabilidades se reparten muchísimo, además hay una gran libertad y una sensación maravillosa después de ver la poca libertad que hay a la hora de hacer cine, donde todo depende de muchas cosas”, comenta el productor en presencia de Ray Loriga quien se estrena en el género del musical: “Un territorio que siempre me ha gustado y he seguido con interés, pero lo cierto es que esta aventura me ha permitido meterme en esto del teatro por una puerta grande, al tiempo que para poner en pie la historia de Tiradh he conocido el desierto, los beduinos y una parte del planeta que siempre vemos muy distorsionada”. El escritor sostiene que para conocer un pueblo hay que conocer su poesía: “A la hora de hablar de Arabia Saudí hay que intentar entender qué piensan, qué sueñan…”. De hecho la inspiración para el texto del musical parte de la figura del rey Abd al-Aziz ib Saud, fundador de la moderna Arabia Saudí y el último en conquistar un reino a caballo.
En ese sentido Víctor Conde, director del espectáculo, señala que en el texto de Loriga, donde ha mezclado personajes históricos con personajes de ficción, se nota mucho que ha leído poesía árabe: “No es un texto informativo, está impregnado de poética y he agradecido mucho tener ese texto tan bello al que se ha sumado una arquitectura y carpintería teatral, además de una compañía alucinante”, dice en referencia no sólo a las cabezas de cartel de ellos tres, sino también de músicos, la gran figurinista Yvonne Blake, los decorados de Morgan Large, la dirección musical de Julio Awad, la coreografía de Karen Bruce y reconocidos artistas del género como Miquel Fernández, Julia Möller, Marta Ribera, Toni Viñals, Guido Balzaretti, Leo Rivera y Elena Medina.
Todos ellos se pondrán al servicio de este espectáculo en el que vemos a Tiradh persiguiendo el caballo de sus sueños y con la ayuda de una poetisa inmortal que canta las elegías de los guerreros caídos, Al Khansa, él recorrerá Arabia hasta llegar a Egipto envuelto en las turbulencias de oriente a finales del siglo XIX, entre guerras tribales e intereses militares extranjeros. Allí aprenderá a conocer su tierra y así mismo, y descubrirá a golpes que un sueño, como un reino, no se gana en un día.
“Alrededor de Tiradh se despliega un mundo mágico, de camellos danzantes y langostas parlanchinas, de guerreros del pasado y ejércitos futuros, de invenciones prodigiosas, barcos de vapor, cinematógrafos, de criminales en la sombra y romances imposibles, en una espectacular fantasía musical que también es la historia que no se ha contado de los pueblos del desierto”, comentan sus creadores.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada