23/11/12

Luto en la plaza durante 76 días



Font: Maria Centeno (elpais.com)
Una explosión en un pequeño pueblo. El caos y la confusión se adueñan de los habitantes. Parece un ataque terrorista, pero ha sido una detonación de gas en la plaza del mercado la que ha causado 24 víctimas, siete de ellas niños. Un año después, cuando los lugareños rememoran la tragedia, uno de los pequeños que sobrevivió al accidente desaparece durante 76 días. Las estaciones del año se suceden, al igual que la pena, el luto y la desesperación. El fin es la supervivencia.
La obra es Place du marché 76 (Plaza del mercado), de la compañía belga Needcompany. Su director, Jan Lauwers, se ha basado en la fuerza humana para escribir el texto, en el que todas las catástrofes se suceden. Un espectáculo de danza, música y teatro que se estrenó el 7 de septiembre en Bochum (Alemania) y que este viernes llega por primera vez a España, en Teatro Central de Sevilla.
"Todo tiene importancia en la obra -la música, el vestuario y la danza-, porque cuando escribo el texto luego se ve el trabajo colectivo, y yo escribo para los actores", relata Lauwers.Place du marché, se ha ido creando durante un año, mientras Needcompany representaba otros espectáculos. "Soy escritor, no coreógrafo", destaca el director en varias ocasiones. Por eso a los actores les da las pautas para que ellos sean los que propongan los movimientos en danza.
En la escena hay 13 interpretes y tres compositores. Lauwer primero escribió el papel de un barrendero. "Constaté cuando íbamos por las ciudades europeas, como Berlín y París, que en ellas esos trabajos los desempeñaban inmigrantes. El papel de barrendero es de estar siempre en la calle, sabe de la vida de todos. Ahí comienza a tener el poder", aclara el director.
Los actores de Needcompany hacía cuatro años que no pasaban por España. Este verano, durante 15 días representaron en París La habitación de Isabella, 18.000 espectadores disfrutaron de la obra. Desde 2009, la compañía belga es la residente del teatro de Burgtheater, en Viena (Austria). "No es normal que un teatro tan exigente como el de Viena ahora tenga como compañía residente a Needcompany, sin ser ellos austriacos", destaca Manuel Llanes, director artístico del Central.
Llanes estuvo viendo en Bruselas la obra. Tras ella, hablando con Lauwers le explicó la situación económica que había en España. Un día después, la compañía se ofreció para comprar 25 entradas de cada espectáculo (viernes y sábado) y dárselas a jóvenes desempleados. "Con este acto, ellos demuestran que no solo hablan de problemas en el escenario sino que en la cotidianidad tienen ese espíritu", concluye Llanes.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada