28/11/12

Romanzas desde el camerino



Fuente: Miguel Pérez Martín (elpais.com)
¿Qué sucede en los camerinos de los coliseos líricos cuando nadie mira? El misterio será desvelado esta noche en el Fernán Gómez, al menos en parte, por Ángel Roger, que dirige el espectáculo en forma de “recital escenificado” Zarzuelas de la Villa. Con este montaje en el que se alternan romanzas y dúos de las zarzuelas más conocidas, el director pretende poner en valor y “darle una vuelta” al conocido como género chico, lo que considera “una obligación” para los creadores del momento.
“Tenemos la responsabilidad de regenerar la zarzuela. En sus días Tamayo lo hizo con el concepto de las antologías, ya que hasta ese momento las zarzuelas solo se representaban de principio a fin. En el teatro ya está todo inventado, pero el tema de mostrar la cocina de un teatro es algo muy recurrente y es lo que hemos hecho”, explica Roger sobre su montaje, en el que planta en escena tres camerinos por los que irán pasando los diferentes cantantes. “En un camerino es donde mejor se ven las mayores bondades y delirios que puede tener un ser humano”, comenta.
Tras sus muros, se contarán las anécdotas más curiosas de sopranos y tenores, anécdotas reales recopiladas para este espectáculo que servirán como hilo conductor al relato. “Hay una historia muy conocida de La Traviata, en la que durante una representación y tras las toses de la soprano que encarnaba a Violeta —que en la obra va muriendo poco a poco de tuberculosis—, un ministro de Educación presente pidió que sustituyeran a aquella soprano que tosía por otra”, explica el director. También ahonda en las dificultades técnicas y en las peculiaridades de algunas divas y divos, por ejemplo, a la hora de hacer “un pasaje en piano cuando están acostumbrados a cantar de viva voz y les parece algo imposible”.
En la representación habrá una selección de las mejores obras del género: La del soto del parral, La leyenda del beso, La Gran Vía, La tabernera del puerto, El gato montés… Obras de alta calidad que serán interpretadas por cantantes como Mercedes Arcuri, Julio Morales o César San Martín. “Hemos unido romanzas de gran bravura con dúos que no son muy difíciles a nivel vocal pero que son hermosísimos, como los tanguillos de Los dos ciegos. Esas melodías con las que hemos crecido, que cantaban nuestras madres y nuestras abuelas”, explica Roger.
El proyecto cuenta con un presupuesto bajo: el mismo director ejerce de productor y sabe, al igual que todo el equipo, que hay que arrimar el hombro. “Vamos a taquilla. Esto es la producción de todos: si va bien ganamos todos, si es un fracaso perdemos todos. En estos tiempos hay que olvidarse de los cachés y adoptar un modelo de producción distinto”, explica el director. Y añade que una de las complicaciones que se suman a la situación actual es “tener que facturar con el 21% de IVA, lo que te revienta los cálculos iniciales”.
El espectáculo va dirigido a todos los públicos, no solo a aquellos entendidos en zarzuela. “A la hora de idear el montaje he pensado en una obra en la que estuviéramos cómodos mi madre y yo mismo, pero también mi sobrino”, cuenta Roger. Y llama a los curiosos a que se acerquen al Teatro Fernán Gómez para ver un lado diferente de la zarzuela, desnuda de arquetipos castizos, pero siempre cercana musical y temáticamente a la idiosincrasia de la ciudad de Madrid. “El mundo de los cantantes y del teatro está pasando un momento muy duro. Pero nosotros también formamos parte de ese mundo musical, y hay que cuidar lo que es nuestro”, concluye.
Zarzuelas de la Villa. Del 28 de noviembre al 30 de diciembre en el Teatro Fernán Gómez (Colón). Precio: 16 euros.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada