17/12/12

Los espectadores secundan el paro en un teatro municipal



Fuente: Bruno García Gallo (elpais.com)
El espectáculo debe continuar, debió pensar el delegado municipal de Las Artes, Fernando Villalonga (Partido Popular). No con mi dinero, respondieron decenas de espectadores en la noche del sábado que, al tener noticia de que los trabajadores del teatro municipal Fernán Gómez estaban de huelga pero el Ayuntamiento pretendía pese a ello seguir adelante con la función, abandonaron la sala, pidieron hojas de reclamación y exigieron que se les devolviera el importe de las entradas.
Según denuncia Comisiones Obreras, el director del teatro, Miguel Munárriz, se negó, y la situación solo se encauzó después de que acudiera la Policía Municipal. Las hojas de reclamación se agotaron, y el teatro comprometió finalmente a devolver el dinero, tal y como anunciaron los vigilantes de seguridad del recinto.
El área de Las Artes negó ayer que Macsa hubiera contratado a personal externo, y aseguró que los técnicos que trabajaron el sábado lo hicieron por cuenta de la empresa responsable de la función. Añadió además que ya se ha devuelto el dinero a 35 personas.
La concejal socialista Ana García d’Atri señaló: “Bastante normativas se salta el Ayuntamiento como para atentar contra el derecho de huelga. Vamos a investigar si hubo esquirolaje, algo que puede tener consecuencias administrativas y penales”.
La del sábado era la quinta jornada de huelga convocada por los trabajadores de la empresa municipal Macsa, la encargada de gestionar la cultura pública madrileña, en protesta por el expediente de regulación de empleo para despedir a 61 empleados, aproximadamente una quinta parte de la plantilla. La huelga alcanzaba a todos los teatros, pero en algunos, como el Español o el Circo Price, las compañías contratadas contaban ya con personal propio suficiente como para no interrumpir su programación. En el Fernán Gómez, los trabajadores municipales leyeron un comunicado antes de la función (un espectáculo de góspel) para denunciar que el director del teatro había traído personal externo para reventar la huelga, e incluso había ordenado a los técnicos de sonido que dejaran en marcha la compleja maquinaria el día anterior. Lo primero es negado por el Ayuntamiento; lo segundo admite que es cierto.
Tras la protesta de los trabajadores, los responsables de la función aseguraron al público que el espectáculo no se resentiría por la protesta, algo que, según Comisiones Obreras, sí sucedió.
Fue entonces cuando parte del público (se habían vendido unas 280 entradas; los sindicatos aseguran que se fueron entre 80 y 100 personas; el Ayuntamiento lo reduce a las 35 que han solicitado la devolución del dinero hasta el momento) se levantó de sus butacas indignado y, entre aplausos de los trabajadores, exigió que se les reembolsara la entrada, una actitud encomiada como “ejemplar” por el líder de Comisiones Obreras para asuntos municipales, Pedro Delgado.
El sindicato ha denunciado el uso de esquiroles ante la autoridad laboral, y llevará además ante la justicia lo que considera un quebrantamiento de los derechos fundamentales de los trabajadores. Además, ha avanzado que pedirá cuenta por escrito a la alcaldesa, Ana Botella.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada