5/12/12

Un musical en el desierto



Fuente: Maria Comes Fayo (elpais.com)
Bailes en el desierto, un barco que atraca en el puerto londinense victoriano, un joven beduino dispuesto a cumplir su sueño. Más bien, su destino. Una aventura poética en toda regla. De las de antes. Nueva, fresca, pero siempre dentro de los cánones clásicos del musical. Los teatros del Canal presentan mañana y hasta el 6 de enero El Último Jinete, el primer musical original de gran formato que se estrena en el mundo en los últimos 14 años.
El musical, que no se basa en ninguna película ni en ninguna novela como es habitual, cuenta la historia de un joven beduino que no tiene más que un sueño: encontrar el caballo en el que cabalgar a la batalla y la gloria. Ese caballo no es uno cualquiera pues según la leyenda del desierto hay uno para cada jinete y sólo al formarse esa unión puede completarse el círculo del destino.
“Es una apuesta de riesgo, porque todo es absolutamente nuevo”, asegura Albert Boadella, director artístico de los Teatros del Canal. “Y que estrenen aquí es un honor”, señala. A pesar de los riesgos, hicieron un acto de fe y se embarcaron en este proyecto teatral que es, probablemente, el más ambicioso de los últimos años. Producido por Andrés Vicente Gómez con un texto de Ray Loriga, cuenta con la dirección de Víctor Conde y la actuación de grandes artistas del género musical en España: Miquel Fernández, Julia Möller, Marta Ribera, Toni Viñals o Carlos Solano. “Fue muy fácil elegir a los protagonistas teniendo a estos artistas a mi alrededor”, alega Conde.
El libreto se lo encargaron a Ray Loriga, escritor, guionista y director de cine español que ha escrito títulos como Carne trémula. “Empecé este camino con Ray”, explica Andrés Vicente, que se lanza por primera vez a la producción en las tablas. “Le conté el proyecto y en unas horas tenía un argumento montado”, recuerda. Para escribir esta historia de aventuras donde seguir los sueños es lo más importante, Loriga se marchó al desierto beduino, se empapó de su gente, de sus costumbres, de su literatura. “Es el único modo de escribir sobre algo que no conoces”, explica seriamente. “Además, la historia no podría ser más pertinente. Nosotros hemos perseguido nuestro sueño hasta el final”, puntualiza en relación al proyecto. El protagonista no dejará de hacerlo y entre canción y canción se irán desarrollando los hechos entre el desierto y Londres, donde viaja para lograr el caballo de sus sueños, convertido en la joya del establo de una señorita inglesa a las afueras de la capital británica.
El espectáculo ha contado con una inversión de 9 millones de euros, financiados por empresarios de Oriente Medio. “El musical fue un encargo”, reconoce Andrés Vicente. “Estos inversores se quedaron prendados de la película Warhorse y me pidieron que realizara un espectáculo con el caballo árabe como protagonista”, revela. El pedido era, en principio, para que el musical se estrenara en el West End de Londres, pero Vicente logró convencer a sus inversores para que se estrenase en España y luego se llevase a la capital británica en 2013.
En el proyecto también ha participado el compositor Albert Hammond, que lleva más de 40 años componiendo canciones de éxito como, por ejemplo, It never rains in Shouthern California, e Yvonne Blake, oscarizada diseñadora de vestuario que ha vestido a grandes leyendas del cine como Elisabeth Taylor. Ambos confiesan haber podido hacer realidad el sueño de participar por primera vez en un musical.
Pero... ¿qué tiene que tener realmente un buen musical? “Es como hacer una buena ensalada”, metaforiza Loriga: “Un poco de verde, un poco de crujiente, un poco de aliño”. El musical a la española está servido.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada