5/2/13

El Teatre Principal volverá a abrir a finales de año



Fuente: Sílvia Angulo (lavanguardia.com)

Hace siete años que el tiempo se detuvo en el interior del teatro Principal para dejar un escenario inalterable. La barra del bar, las luces, las butacas, los lavabos... Todo sigue igual. Sólo el polvo y los desconchones indican que hace mucho que allí no pasa nada. Pero la suerte ha cambiado. El teatro Principal, el más antiguo de Barcelona, volverá a levantar el telón a finales de año. Lo hará completamente reformado y sin perder un ápice de su esencia barcelonesa, con la aspiración de potenciar cultural y socialmente el sur de la Rambla. 

El teatro se convertirá en un gran espacio multidisciplinar que acogerá actuaciones musicales y también teatrales, eventos, conciertos en vivo, presentaciones de productos... Una larga lista de actividades que los promotores, Principal Project -formado por tres socios barceloneses y el Grupo Balañá, propietario del edificio-, han querido vincular a la propia Rambla y también al Raval a través de sus entidades vecinales. La intención es que el nuevo equipamiento de ciudad, que promueve la iniciativa privada, esté en marcha durante el tercer trimestre de este mismo año. 

El proyecto de recuperación del Principal se suma a otras iniciativas privadas conocidas la semana pasada que buscan impulsar de nuevo la Rambla. Es el caso de la compra por Mango de un edificio situado en la confluencia con la calle Santa Anna y la adquisición de la antigua sala Tabú por el grupo Mas i Mas.

Las obras de rehabilitación para devolver el brillo al teatro Principal se iniciaron ayer. Tanto la fachada, que volverá a tener su color original, como algunos elementos interiores están protegidos. Los trabajos serán especialmente cuidadosos con la historia de este edificio de 14.000 m2. Los promotores del proyecto han diseñado diferentes fases de recuperación de la finca que culminarán en 2015 con la apertura de un hotel boutique, donde ahora están los billares Monforte y la cúpula Venus. 

Así, según explica el portavoz de Principal Project, Alex Gual, los trabajos se centrarán ahora en adecuar los tres grandes espacios del inmueble: la sala del Principal, la Latina –antes un cine X– y el antiguo frontón Jai Alai Palace. Todos estas superficies llevan años cerradas y, al contrario de lo que podría parecer por los años de abandono, no están muy degradadas. “Lo más importante es que los cimientos están en perfectas condiciones”, dice Gual.

Cada una de las salas actuales se dedicará a una actividad, pero en su conjunto estarán relacionadas con la industria creativa. Así, el espacio central del teatro dispondrá de un escenario con butacas de quita y pon, según el espectáculo o el acto que se vaya a programar. Mientras que en el anfiteatro se ubicarán dos restaurantes desde donde se podrá presenciar toda la actividad que se desarrolle en el escenario.

La última de las salas que se rehabilitarán integralmente será la Latina, situada en los bajos del edificio y que en su última etapa se dedicó a una sala de cine X. Tiene entrada desde la Rambla y la calle Lancaster. Aquí se ha previsto un café cabaret con espectáculos musicales en vivo. Para dotarlo de un programa, los promotores están en conversaciones con Taller de Músics.

El año que viene las obras se centrarán en el gran frontón Jai Alai, un pedazo de la historia deportiva y de ocio de la ciudad y que ofrece infinidad de posibilidades. Actos deportivos, presentaciones de marcas, showrooms y actividades varias. La imagen del frontón se recuperará integralmente: el verde de las paredes e incluso los marcadores. Las butacas se cambiarán porque están bastante deterioradas, pero el espíritu de este equipamiento deportivo se mantendrá.

La intención de los promotores es que el proyecto desde sus orígenes esté arraigado en la Rambla y el Raval. “Recuperar este equipamiento para los barceloneses. También tendrá turistas, pero se aspira a congregar al público local”, aseguran.

Por eso, se ha contado desde un inicio con entidades como Amics de la Rambla y la fundación Tot Raval, que están ayudando a integrar el proyecto cultural en la ciudad. Así las cosas, un alto porcentaje del centenar de empleados que trabajarán en el nuevo centro cultural del Principal será seleccionado a través del programa Territorio socialmente responsable que tiene esta última entidad dinamizadora del Raval. Serán residentes del barrio o provendrán del proyecto de inserción gestionado por sus entidades. También se está dialogando para que los meses de verano el Jai Alai se destine a actividades lúdico-infantiles del barrio.

La integración con el Raval y la Rambla no acabará aquí. En el vestíbulo del teatro se instalará una terraza, vinculada a la que ha propuesto la asociación Amics de la Rambla, diseñada por Euro Bellesi y Josep Maria Bilurbina. Este velador pretende invertir la tendencia de restauración actual que se desarrolla en la Rambla y tiene como objeto captar al barcelonés para que recupere el Principal como un espacio propio.

La restauración, que tendrá un papel muy importante en el proyecto, también estará ligada a la ciudad. Ya se han mantenido conversaciones con Mercats de Barcelona y con el mercado de la Boqueria para que suministre los productos que luego se cocinen tanto en el futuro restaurante como en la terraza. “Para qué buscar otros proveedores si los mejores los tenemos justo al lado”, señala Gual. En esta misma línea de aprovechar el talento cercano se propone que la Elisava elabore la señalización interior mediante un concurso entre sus alumnos supervisado por profesores de la escuela de diseño.

La primera fase de recuperación del Principal necesitará una inversión aproximada de dos millones de euros. En un futuro, y con vistas al 2015, se pretende transformar el espacio que ahora ocupan los billares Monforte y la cúpula Venus en un hotel boutique de unas 60 habitaciones. Los promotores creen que se ajusta al modelo hotelero que desea implantar el Ayuntamiento de Barcelona, una vez se revise el actual plan de usos que restringe la apertura de nuevos establecimientos. La cúpula albergará una coctelería y una cafetería, mientras que cada una de las habitaciones del futuro hotel estarán diseñadas de modo singular y contarán con la firma destacada de un diseñador.

Han sido tres años de largas conversaciones, desde que los tres empresarios barceloneses propusieron al Grupo Balañá un nuevo proyecto para el teatro que permanecía cerrado. La intención ahora es continuar recuperando para la ciudad otros espacios abandonados.


Una inyección potente de vida

Una gran noticia para la Barcelona cultural y una gran noticia para la Rambla. Y es que este enorme conjunto, que posee tanta historia y alberga tantos y tan diversos espacios, se encuentra anclado en un punto clave, por sensible y delicado, de la Rambla.

Hace ya unos años fue crucial que la Universitat Pompeu Fabra, en aquel entonces guiada por la mano dinámica e imaginativa del rector Enric Argullol, decidiera asentarse entre el Cosmos y el Amaya. Semejante decisión contribuyó de manera efectiva a introducir vida de calidad en un sector muy degradado.

El Principal es el teatro estable más antiguo de España; se fundó merced a una concesión, en régimen de monopolio, otorgada en catalán por Felipe II en 1579; se trataba de que sus beneficios revirtieran en el hospital de la Santa Creu, nombre que por esta razón ostentó entonces y hasta la aparición del Liceu.

También alberga un frontón enorme, lo que fue Cúpula Venus y la Latina. Es una superficie enorme que, una vez racionalizada mediante una rehabilitación eficaz, ofrecerá unas posibilidades tan variadas como atractivas.

Ni que decir tiene que también aparece este complejo enriquecido por una relevancia histórica. Allí se inauguró en 1750 el primer café de Barcelona: Caponata. Y en la sala ovalada que albergó en el siglo XIX la Cúpula Venus, primero se instaló el café de los Guardias y le sucedió, mediante una suntuosa transformación, el café Delicias. A renglón seguido pasó a ser la sede del Ateneu Barcelonès. En el siglo XX también se encontraba en la planta baja el café Lion d'Or.

En la misma época que apareció enfrente la Pompeu Fabra, a punto estuvo el edificio grandioso del Principal de acoger un palacio del sexo, dirigido por una empresa alemana. Por fortuna naufragó tal pretensión: habría introducido en la zona una fauna perniciosa, máxime en unos años en los que a partir de la madrugada quedaba la zona dominada por los cabecillas de la droga.

Es una gran noticia que la larga negociación entablada entre la empresa Balañá y el Ayuntamiento, ya iniciada en tiempos del alcalde Hereu, haya llegado por fin a buen puerto. 

Se trata ahora de escoger con tino cuanto se puede y debe situar en tan atractivo edificio. La operación es de tanto volumen que se hará en dos fases.

La Rambla, que ha frenado y cambiado el signo de una degradación muy preocupante que se había enquistado en los últimos años, recibe mediante este cambio profundo y de gran envergadura una inyección potente de vida. Sin duda ninguna está llamada a ejercer una influencia fundamental, irresistible, beneficiosa.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada