4/2/13

PECERAS


DRAMATURGIA y DIRECCIÓN: CARLOS BE
INTÉRPRETES: FRAN ARRÁEZ, CARMEN MAYORDOMO e IVÁN UGALDE
DURACIÓN: 60 min
PRODUCCIÓN: THE ZOMBIE COMPANY
ATIC22

Sin quitarle méritos a la dramaturgia catalana actual, hay vida más allá de nuestras fronteras. No hace falta irse a países europeos, para descubrir nuevas dramaturgias que nos toquen, que sean cercanas y que te dejen con ganas de más. Un fenómeno parecido al que actualmente se está desarrollando en Barcelona, a nivel dramatúrgico, se está produciendo en Madrid. La diferencia algunos de nuestros autores llegan a estrenar en la capital pero no hay flujo a la inversa, y en Barcelona nos estamos perdiendo un gran potencial.

Discursos críticos aparte, al final hemos conseguido derribar algunos muros, la mayoría de ellos idiomáticos (como si aquí no entendiéramos el castellano, en fin) y este fin de semana hemos podido disfrutar de una de las obras más exitosas de la dramaturgia de Madrid.

Creo que es mejor ir a ver la obra sin saber de qué va, la sorpresa es aún mayor. No digo que conociendo sus directrices, como es mi caso, no saliera de la sala aturdida, consternada y muda por momentos. La obra habla de un hipotético futuro (esperemos que simplemente sea ficción) donde el papel del bien y el mal queda difuminado, y todo es vendible, no hay normas y si las hay simplemente sirven para que unos se puedan beneficiar de los otros.

Peceras se describe por marcos, escenas que ponen al público sobreaviso, le someten a un juego donde la confianza juega un papel de gran importancia. Al principio todos son risas hasta que la acción principal consiga ser la protagonista y todo lo que se había podido reír ha dejado de ser divertido y el público se ve sometido a un juego donde sus principios, su moral se verá cuestionada y congelada por un momento.

Es necesario dejarte llevar por la obra, que te creas el juego. Si, en un momento la obra te incomoda de tal manera que decides levantarte e irte, será un logro. Aunque después de lo que vemos diariamente en los informativos, no cuesta nada seguirle el juego a los personajes (en el fondo es ficción, lo de los informativos parece ser que no) y ver hasta donde pueden llegar.

Las interpretaciones de Fran Arráez, Carmen Mayordomo e Iván Ugalde magníficas, más aún si tienes la suerte de presenciarlas a escasos centímetros desde primera fila. Escenografía a cuatro bandas, en el medio simplemente una alfombra. Todo lo demás está por descubrir y por discutir. La sala llena, gran éxito. Peceras se va pero avisan que volverán. Imprescindible para los amantes del teatro que te toca, te trastoca y te hace pensar durante horas. Cuando vuelvan no se lo pierdan. 

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada