12/3/13

El Palau de les Arts programará un mes el musical de ‘Los miserables’



Fuente: Ferran Bono (elpais.com)
Algo está cambiando en el Palau de les Arts. El musical Los miserables, adaptación del folletín de Víctor Hugo que ha cosechado un gran éxito en numerosos países, ocupará la sala principal de la ópera valenciana del 21 de noviembre al 22 de diciembre. Será la primera incursión del género musical en la ópera programada por la intendente Helga Schmidt. Sin embargo, la inclusión en su programación ha sido negociada desde la propia consejera de Cultura, según apuntó este lunes la propia titular María José Català en la presentación de la producción de Stage Entertainment (responsable de El rey León o La Bella y la Bestia, que se exhibe ahora en Valencia). Schmidt no estuvo presente en el acto a causa de un viaje de trabajo para cerrar "más proyectos", según Català. 
Los miserables estará en cartel en Valencia dentro de la gira nacional que recorrerá una veintena de ciudades, la primera de ellas Santander, donde se estrenará el 17 de octubre en el Palacio de Festivales de Cantabria. La nueva producción de Cameron Mackintosh ha sido creada con motivo de su 25 aniversario y cuenta con una renovada puesta en escena que incluye, entre otros elementos, la proyección de dibujos del propio Victor Hugo. Con anterioridad, se vio en Madrid y Barcelona, donde recibió buenas críticas. En 2014, visitará Las Palmas, Pamplona, Vigo, Gijón, Valladolid, Alicante, Burgos, Málaga, San Sebastián, La Coruña, Barcelona, Zaragoza, Murcia, Mallorca y Bilbao.
Català consideró que con la puesta en escena de Los miserables se abre en el Reina Sofía "una nueva línea de trabajo que pretende acercar a todos los valencianos a lo que es suyo". La consejera subrayó que, con esta iniciativa --que se ha gestionado desde hace algún tiempo directamente desde su departamento, comentó-- miles de valencianos "podrán disfrutar de un espectáculo de gran calidad".
La titular de Cultura precisó que no supondrá ningún esfuerzo presupuestario para la administración --la productora viene a taquilla y paga un contrato de arrendamiento por el espacio-- y que no se ha tenido que desplazar ninguna ópera ni concierto que estuviera programado previamente para esas fechas en Les Arts.
También el compositor Claude-Michel Schönberg (autor junto a Alain Boublil) se mostró encantado del escenario elegido y recalcó que no es nada raro que teatros que suelen acoger ópera -citó el Kennedy Center de Washington como ejemplo- alberguen también musicales y que ambos géneros convivan sin "sectarismo". "Es toda una experiencia y un orgullo estar entre Wagner y Beethoven", aseveró.
Su compositor espera que, en casos como el de Valencia, el musical sirva para atraer a estos escenarios a un público "menos elitista" y "más popular" que el que suele asistir a las grandes producciones operísticas, porque los teatros se pueden compartir "sin sectarismos".
El éxito de esta obra radica en la vigencia de los dilemas socioculturales que en 1862 planteó Víctor Hugo, opinó el músico. "El espíritu de la Francia revolucionaria está mas vivo que nunca", y algunos de estos temas casi se han convertido en "el himno del pueblo", añadió la directora de la empresa productora Julia Gómez.
"Cuando estrenamos en Londres esperábamos mantenernos en cartel durante al menos un año, los 28 años de éxitos son como un milagro", reconoció Schönberg, quien cree que su obra puede servir para "enriquecer" a los espectadores y animarles, tal vez, a ver espectáculos de ópera.
El compositor confía en que la reciente adaptación cinematográfica deLos Miserables -que ha conseguido tres premios Oscar- genere un "efecto bola de nieve" y atraiga a más personas al teatro, aunque este montaje no incluye la nueva canción que se escribió para la película. "No quiero decir que sea una introducción al mundo de la ópera, pero si el público sale de aquí enriquecido tendrá más ganas de volver a otra obra", argumentó.
A la pregunta de si desea que su música sea tan imperecedera como la obra literaria de Hugo, Schönberg reconoció que cuando arrancó el musical la pretensión era "estar un año en Londres, tal vez llegar a Broadway, pero seguir tantos años después es casi un milagro", exclamó.
El musical Los miserables --para el que ya se pueden comprar las entradas para Valencia-- lleva casi 30 años en cartel, ha sido visto por más de 65 millones de espectadores en todo el mundo, traducido en 22 idiomas y representado en más de 42 países.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada