1/3/13

El último escenario de María Asquerino

Fuente: Rosana Torres (elpais.com)

María Asquerino será velada por todos sus compañeros de profesión, admiradores y público en general a partir de las 19.00 en el Teatro Español. La capilla ardiente permanecerá abierta hasta las 22.30 y la incineración del cuerpo de la artista se producirá el sábado al mediodía.
María Asquerino, una de las grandes actrices que ha dado el cine, el teatro y la televisión en las últimas siete décadas falleció la noche del martes pasado cuando era trasladada en una ambulancia a la Fundación Jiménez, desde el centro asistencial en el que se encontraba los últimos tres meses, en el Plantio, en Madrid. Fue allí cuando su delicado estado de salud la impidió vivir sola, como siempre hizo, aunque nunca dejó de estar acompañada, sucesivamente, por sus diferentes perros. Dado que ingresó muerta en el hospital, fue llevada a la morgue donde tuvo que intervenir un juez para hacer levantamiento del cadáver y ordenar su autopsia. Puesto que esta autorización se ha producido cuando el Instituto Anatómico Forense ya no permite la retirada de fallecidos, estas gestiones han tenido que posponerse hasta la mañana del viernes.
Desde el primer momento la Fundación Aisge, a la que pertenecía la veterana actriz, así como un puñado de buenos amigos, entre los que se encuentra Mónica Cano, su amigo Adolfo de Barcelona, Paco Pena, sus cuidadoras Cristina y Piedad, y directivos del Teatro Español, entre otros, se preocuparon por organizar el sepelio, pero dado que Asquerino no tenía familia ni descendientes, nadie reclamó el cuerpo de la actriz, y aunque la Aisge sí lo hizo, los trámites para ser entregada a esta entidad de gestión de los actores han sido largos y delicados y ha habido que esperar a que el juzgado de instrucción número 6 de Madrid autorizara el sepelio.
El último párrafo de la providencia que ha escrito el juez, con la que finalmente se puede llevar a cabo el entierro de la popular actriz, dice así: “Habida cuenta que la difunta María Serrano Muro resulta notorio, palmario y público que era una conocida, respetada y afamada actriz, siendo conocida como doña María Asquerino, parece razonable que si alguna organización de artistas, actores o similar, tuviera interés en organizar un velatorio o exposición de restos de María Serrano Muro en algún teatro público, o similar, con carácter previo al enterramiento o incineración, debería en este caso la dirección de la residencia facilitar a la asociación de gestión que pudiese llevar a cabo, a costa de los mismos, el velatorio, ceremonia y exequias fúnebres que estimasen para así otorgar un último homenaje a la gran actriz fallecida.
La Fundación AISGE ha asumido todas las gestiones relativas al sepelio de la socia número 1.162 de la entidad porque Asquerino no tenía descendientes ni otros familiares. La elección del Teatro Español permite satisfacer un deseo que la fallecida había transmitido a algunos de sus allegados. Por lo demás, muchos actores y actrices socios de AISGE han comunicado a esta entidad a lo largo de las últimas horas su deseo de homenajear públicamente y como se merece a una mujer que permaneció durante siete décadas en activo sobre las tablas y figura ya con todos los honores entre las artistas más importantes de la escena española del siglo XX.
La presidenta de AISGE y de la Fundación AISGE, Pilar Bardem, ha expresado desde México su dolor por la muerte de Asquerino. “Era amiga, compañera y un ejemplo de independencia y vitalidad como mujer. Será imposible olvidar su legado humano y artístico”, declaró. De igual manera, el director general de AISGE, Abel Martín, ha corroborado “la profunda admiración hacia el trabajo de Asquerino que profesan innumerables socios de nuestra entidad”. Martín recordó que el área asistencial de la Fundación AISGE presta cobertura a más de 700 familias al año e invierte, pese a los recortes propios de estos tiempos, una cantidad próxima a los tres millones de euros anuales para cubrir las necesidades básicas de los socios mayores y en situaciones desfavorecidas.
El velatorio de María Asquerino se ha demorado en el tiempo por las circunstancias excepcionales del caso. Los trabajadores sociales de Aisge han permanecido en permanente contacto con María Asquerino a lo largo de los siete últimos años de su vida y también han conocido puntualmente la evolución de su estado de salud desde que ingresara en el centro para mayores Casablanca-El Plantío. No es la primera vez, además, que esta entidad costea el sepelio de un artista cuando este fallece en soledad, aunque la natural discreción propia de estas circunstancias impida la difusión sistemática de estas informaciones.
AISGE y la Fundación AISGE quieren hacer constar públicamente su agradecimiento al Teatro Español por poner a disposición todos sus medios humanos y materiales para que el último homenaje a María Asquerino adquiera las dimensiones públicas que esta artista merece.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada