22/3/13

Marta Etura entra en escena



Fuente: Cristina Marinero (metropoli.com)
En su debut cinematográfico con Sin vergüenza, de Joaquín Oristrell, Marta Etura (San Sebastián, 1978) interpretaba a la alumna de una prestigiosa maestra de Arte Dramático. Era un evidente homenaje a Cristina Rota y su escuela de actores, donde ella estudió. Allí se empapó de danza la hoy vicepresidenta de la Academia de Cine, actriz en una veintena de películas y ganadora de un Goya por Celda 211. Ahora cumple su deseo de bailar junto a uno de sus maestros, Chevi Muraday, con quien protagoniza Return para hablar del amor.
A muchos de sus seguidores les sorprenderá verla en un montaje de danza.
En la escuela de Cristina Rota tuve profesores extraordinarios, como Chevi, Pedro Berdäyes o Mónica Runde, y tomo clase con ellos cuando no ruedo. Les admiro y siempre deseé bailar a su lado. El año pasado Chevi me lo propuso y, entre mis rodajes y sus funciones, lo hemos logrado.
Return expone una particular relación amorosa.
Chevi Muraday nunca había trabajado sobre el amor y decidimos hablar de cómo lo idealiza la sociedad y cuánto sufrimos por ello. Refleja el proceso de una pareja.
La expresividad de la danza, ¿le ha llevado a inspirarse en sus propias vivencias?
No hay nada autobiográfico, todo ha salido del trabajo en los ensayos. En escena, siempre eres un personaje, aunque transmitas tus emociones para darle verdad.
Lo definen como danza-teatro. ¿Tienen la misma importancia el baile y la palabra?
El peso lo lleva la danza, pero me parecía osado dedicarme sólo a bailar porque no soy bailarina, soy actriz. Pablo Messiez, cuya obra Los ojos me fascinó, ha escrito tres textos muy poéticos.
Estrenan cuando concluye en el Español Invierno en el barrio rojo, su debut como directora teatral.
Puede parecer que me he vuelto loca con tantas cosas, pero no, tengo un respeto enorme por esta profesión y ha sido una casualidad que coincidan. Todo lo que hago siempre es para crecer como actriz.
No es habitual encontrar intérpretes tan polifacéticas.
Yo soy de naturaleza inquieta y en Cristina Rota nos inculcaron el amor al trabajo, a la investigación, no a llegar al resultado, lo que parece predominar en la sociedad actual.
Tiene dos películas inéditas, Los últimos días, de los hermanos Pastor, y Presentimientos, de Santiago Tabernero.
Para Presentimientos no hay fecha, pero Los últimos días se estrena el día 27 de marzo. Creo que va a gustar mucho, lo sentí igual cuando hice Celda 211. Los hermanos Pastor, como muchos directores ahora, se atreven con otros géneros y ruedan muy, muy bien.
Vuelve a trabajar aquí con Quim Gutiérrez y José Coronado, sus compañeros en Azuloscurocasinegro La vida de nadie.
¡Los adoro y admiro!Mi personaje es pequeñito, crucial para la historia, como en Celda 211. No sé por qué, en este país parece que los personajes importantes son para los chicos, pero ése es otro tema.
Estará feliz con Lo imposible, filme que ha hecho historia...
Mucho, no ya por lo que ha conseguido, sino por estar en ella. Aunque mi papel es diminuto, ha sido maravilloso trabajar con Naomi Watts y con Bayona, un gran director, con un talento extraordinario.
Return. Naves del Español (Paseo de la Chopera, 14 ) Marta Etura y Chevi Muraday. Hasta el domingo 24 de marzo

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada