5/5/13

Los teatros minis crecen



Fuente: Begoña Barrena (elpais.com)
Está claro que la crisis y la subida del IVA están afectando al teatro y mucho, pero la aparición de nuevas salas que, aunque en espacios reducidos, aúnan las artes escénicas con otras disciplinas artísticas parece indicar que lo que también está en crisis es el modelo convencional de teatro que conocemos. En Barcelona y en lo que va de año, se han abierto dos nuevos espacios y un tercero está a punto de inaugurarse.
El teatro Tantarantana, en la calle de Les Flors 22 del barrio del Raval, ha sido el primero en adaptarse a las necesidades de los creadores y del público joven que, en apenas dos meses y solo a través de las redes sociales, está respondiendo muy favorablemente a la programación de Àtic 22, la nueva sala del teatro situada justo encima de este y a la que se accede por la puerta de al lado. Sus 100 metros cuadrados permiten subdividir el espacio en dos y destinar uno de ellos a un bar provisional, como hicieron los de LaMinimal Teatre Sistemàtic con Fer sonar una flor…malgrat tot, el espectáculo inaugural.
Con un aforo máximo de 30 espectadores, Àtic 22 atiende a proyectos concretos de creación y da así salida a los jóvenes que no hallan un espacio para ello posibilitando incluso que se instalen un tiempo en residencia. Los montajes que se programan no aparecen en la cartelera ni se convocan ruedas de prensa; tampoco quieren hablar de entradas pues entienden que los ocho euros que cobran al espectador por función es una aportación al proyecto. En algunos casos el precio puede ser algo superior, como en Tal día com avui de Marta Guasch, el montaje que tienen ahora en “cartel”, y que incluye una pequeña cena, por lo que la cosa sube a los 10 euros. De momento, Àtic 22 funciona los fines de semana, pero la intención de Julio Álvarez, director del Tantarantana, y su equipo es la de ampliar la programación y abrir el espacio a las artes plásticas y audiovisuales.
A pocos metros de la Rambla del Raval, en la calle Riereta 31, se encuentra la Sala Fènix, otro espacio polivalente que ofrece exposiciones, representaciones teatrales para todo tipo de público centradas en el teatro de máscaras, el cabaret, las marionetas y la comedia del arte, así como cursos de formación en artes escénicas. Cuenta con dos espacios. Una pequeña sala de exposiciones y otra para las representaciones con capacidad para 50 espectadores. La Fènix resurgió de las ruinas gracias a las obras de remodelación el pasado mes de marzo con un monólogo del chileno Felipe Cabezas, uno de los directores del espacio. Otros cinco profesionales de la arquitectura, la fotografía, el diseño y la organización de eventos acompañan a Cabezas en esta aventura.
También en el Raval, en el número 22 de la calle Robador, bajo el patrocinio de la marca de coches que mejor encaja con la iniciativa y gracias al apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, Miniteatres, un nuevo club cultural, está a punto de abrir oficialmente sus puertas a la ciudadanía. Su fórmula está basada en la del microteatro y llega precedida por el éxito del formato en otras ciudades como Madrid. Y es que este es un concepto que permite a los espectadores disfrutar de piezas teatrales —de 15 minutos por cuatro euros— interpretadas por actores conocidos. Las salas tienen capacidad para 15 espectadores y ofrecerán seis pases diarios a partir de las 20,30 horas.
Como club dispone, además de las cuatro salas para las representaciones, de un bar-restaurante vintage y de una zona de exhibiciones en las que se presentarán exposiciones de pintura y escultura que tratarán la misma temática que las piezas teatrales programadas. La programación será mensual y arrancará el 9 de mayo con cuatro cápsulas teatrales que giran en torno al título genérico de Un gran día y en cuyos repartos podremos encontrar a Carlos Fuentes, Silvia Sabaté, Tonino o Mònica Lucchetti, entre otros.
Miniteatres cuenta con el respaldo de un montón de artistas conocidos, la mayoría relacionados con el cine y la televisión más que con el teatro. El proyecto está apadrinado por Agustí Villaronga, Manuel Huerga y Joaquim Oristrell.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada