20/6/13

Cuerpo, cuerpo y más cuerpo


Fuente: Javier Molina (elpais.com)

Cualquier espectador que desconozca los métodos de entrenamiento actorales arquearía la ceja al contemplar una clase en la Escuela de Interpretación de Jorge Eines. Los alumnos saltan, hacen muecas como bebés, jadean como locos, se sacuden, se tocan y se rebozan por el suelo y entre sí mismos como croquetas hasta llegar a un estado letárgico e hipnótico que denominan el ritual. “Se trata de soltar el cuerpo de forma radical y romper con todas las resistencias que lo inhiben”. Edurne San José (Pamplona, 1982) fue una de las alumnas del profesor argentino –catedrático de la RESAD y autor de varios libros sobre técnica de interpretación- y quedó tan impactada con su método de trabajo que decidió “seguir investigando” el trabajo corporal. Fruto de tres años de entrenamiento, la actriz estrena el espectáculo Tres en un cuerpo, que se representará hasta el 22 de junio en la Escuela de Artes Escénicas.

“Conocer el método de Jorge Eines fue un descubrimiento increíble, me reencontró con muchas resistencias mías y me llevó a querer compartir el teatro con mucha gente”, comenta la actriz, “es lo que llevaba buscando hace mucho tiempo, un profesor que desee que mi imaginación vuele, que mi cuerpo exprese y que mi cabeza me ayude en escena”. Fruto de su experiencia formativa, la actriz propone una obra que podría definirse como un performance compuesto por tres actos inconexos que tienen mucho más que en común de lo que a priori podría parecer. “Quería hablar sobre cómo nuestros pensamientos dominan a nuestro cuerpo y sobre la incapacidad que tenemos para poder expresarnos ante el mundo”.
La actriz no duda en experimentar con distintos géneros y fusionar el teatro con material audiovisual. “Enfrentarme al público yo sola también supone un desnudo en lo que quiero contar. Creo que hay que ir probando y testando lo que vas haciendo, es la única manera de ir construyendo un camino en el mundo del teatro”. San José define su obra como poética y documental, “porque los textos están más cerca de la poesía que de otro género y porque todo surge a raíz de una investigación personal de mi propia experiencia”.
Aunque estamos ante un teatro en el que el cuerpo y las sensaciones que genera son la fracción hegemónica, la autora asegura que su objetivo final es transmitir un mensaje al público y hacerle partícipe de su visión del mundo: “Tengo ganas de jugar, de generar vínculos y por supuesto poder comunicar un mensaje con mi cuerpo y con mi voz para abrir otros espacios de debate. El teatro debe abrir un sentido crítico al público y debería poder ayudarnos a salir de la crisis de valores que sufrimos. Estamos muy intoxicados”.
Tres en un cuerpo se representará los viernes y sábados a las 21:30 en la Escuela de Artes Escénicas de la Calle Martín de los Heros 52.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada