18/7/13

Fernández Montesinos y José María Pou, dos clásicos de hoy


Fuente: Rosana Torres (elpais.com)
El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro continúa su periplo estival, que no solo se ciñe a la programación de textos clásicos y muestra de exposiciones sobre diferentes temas relacionados con la escena, sino que también alcanza a otros profesionales contemporáneos. A la decisión tomada ayer de crear en la Plaza de Santo Domingo el Espacio Miguel Narros, como homenaje al directordesaparecido el pasado día 21, hoy se rinde honores a uno de los hombres del teatro contemporáneo español, Ángel Fernández Montesinos (Murcia, 1930), y mañana a José María Pou, quien recibe el Premio Lorenzo Luzuriaga.
Ángel Fernández Montesinos
Fernández Montesinos atesora un variado e intenso repertorio a lo largo de una prolífica trayectoria profesional en la que ha firmado innumerables puestas en escena de distintos géneros teatrales, aunque reconoce que el teatro musical es su género favorito y el que considera más difícil.
Comenzó en el Teatro Universitario de su ciudad natal, y desde su debut con El Arcipreste de Hita, una de las obras en las que se cimenta su repertorio de teatro clásico, ha transitado por numerosos autores como Lope, Mihura, Jardiel, Peter Shafer, Ira Levin, George Feydeau, Pérez Galdós, Eduardo de Filippo, operetas de Franz Lehar, y más de una treintena de grandes obras de la lírica española, entre zarzuelas y género chico. Una trayectoria que quedó plasmada en su libro El teatro que he vivido. Memorias dialogadas de un director de escena.
Fernández Montesinos fue también uno de los impulsores en la década de los 60 y de los 70 del Teatro Nacional de Juventudes, Los Títeres, cuya finalidad primordial era devolver la dignidad al teatro infantil y juvenil, además de servir como instrumento educativo, lo que se puede ver en la exposición sobre este organismo que se ha hecho en almagro. El entonces director del Teatro Nacional, José Luis Alonso, quiso darle al teatro para niños el mismo rigor y calidad que el que se hacía para adultos y aquel proyecto fue en pleno franquismo todo un oasis para las gentes del teatro. La programación estaba compuesta por un amplio y variado repertorio de títulos en los que trabajaron profesionales como los actores Pepe Sacristán, Tina Saiz, Emilio Gutiérrez Caba, el poeta José Hierro, el escritor y José Monleón, los músicos Carmelo Bernaola y Antón García Abril, los escenógrafos Emilio Burgos y Vitín Cortezo, entre otros muchos.
José María Pou
José María Pou recibirá mañana el Premio Lorenzo Luzuriaga, que conceden los profesionales de Primera y Segunda Enseñanza a través del Sindicato FETEUGT. Se trata de un premio que ha alcanzado una importancia más que considerable por el prestigio que tienen todos aquellos que lo han tenido, como es el caso del actor, traductor, director y gestor José María Pou, además de Mary Carrillo, Ian Gibson, Ana Belén, Miguel Narros, Concha Velasco, Antonio Gala, Pilar Bardem, Juan Diego o Pedro Moreno. Todos ellos con una premisa común, que en el caso de Pou se lleva a su máxima expresión: su magisterio en todos aquellos aspectos que han desarrollado de las artes escénicas.
La noche toledana
Quien quiera descubrir de dónde viene la famosa frase de ¡Vaya noche toledana! no tiene más que ir a ver este montaje de Lope de Vega en el que descubrimos la noche como aliada de los deseos amorosos, como ocultación de los impulsos inconfesables, como esperanza de alcanzar lo inalcanzable mientras los demás duermen. También es cierto que hay otro precedente en un hecho acaecido en el año 797, menos lujurioso y más bronco. El caso es que La noche toledana de Lope está impregnada de horas nocturnas desde que el sol se pone hasta el alba. La maestría de un Lope joven hace que la obra sea un juego permanente a través del artificio y del ritmo frenético de los acontecimientos vividos por los personajes, interpretados, como es necesario en este texto, por el elenco de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, compuesto por energéticos, vigorosos y grandes jóvenes actores.
Quevedo
Quevedo. Donde hay poca justicia es un peligro tener razón es un espectáculo puesto en pie sobre textos de Quevedo con dramaturgia y dirección de Héctor del Saz en el que tres buenos actores como Pilar Massa, Rebeca Sala y Toni Misó intentan transmitir esa obra, llena de crítica transformada muchas veces en ironía y en sátira, que reflejaba la realidad de su convulso tiempo. Quevedo no fue otra cosa que “un grano en el culo” para los poderes establecidos en la sociedad de su momento y este montaje quiere compartir, difundir y mostrar ese espíritu crítico, que se desprende de su obra y también de su vida, ya que tanto al director como a los actores esa visión crítica, que consideran una muy sana terapia, les parece necesariamente actual.
El lindo Don Diego
El lindo Don Diego de Agustín Moreto, en versión de Joaquín Hinojosa y dirección de Carles Alfaro es el montaje que la Compañía Nacional de Teatro Clásico programa estas fechas en Almagro. Estrenado en Madrid esta primavera es un espectáculo desternillante, imaginativo, donde brilla con luz propia esta comedia de figurón cuya trama gira en torno de un personaje, tan desmedido en una faceta de su carácter, tan obsesionado y cegado por ella que, alejado de la realidad, vive aislado en un mundo aparte, acomodado en un realidad ficticia muy diferente de la que perciben los demás. Un personaje que borda hasta el desternille Edu Soto, acompañado de un reparto excepcional con Javivi Gil Valle, Raúl Prieto, Rebeca Valls, Georgina de Yebra, Carlos Chamarro, Vicenta Ndongo, Cristóbal Suárez y Óscar de la Fuente.
La traición en la amistad
Posiblemente la única comedia que escribió María de ZayasLa traición en la amistad, escrita por la madrileña en la década de 1630, sigue el modelo propuesto por Lope de Vega en su Arte nuevo de hacer comedias, que tiene como eje central el amor. Pero Zayas va más allá, porque junto al tema amoroso, nos habla de la amistad entre las mujeres y la necesaria lealtad entre amigas. La obra narra las peripecias amorosas de cuatro mujeres nobles y de sus galanes. La puesta en escena del texto ambienta esta entretenida comedia en un lujoso hotel de la Italia de los años 60, en la estética sonora y visual del Festival de San Remo, de La Dolce Vita y de la Europa vista por los ojos de Fellini. Músicos en vivo, coreografías y entretenidas situaciones, el montaje apuesta por la actualización de las temáticas de la obra, para permitir que el público de hoy sienta empatía por estos personajes y conflictos. El montaje que cuenta con versión de Andrea Pelegrí y dirección de Mario Costa, es una producción de la compañía chilena La Calderona que puede verse en familia.
A secreto agravio, secreta venganza
A secreto agravio, secreta venganza pertenece junto con El médico de su honra y El pintor de su deshonra, a ese subgénero calderoniano, inspirado en el tema de los celos y la venganza, conocidos como ‘dramas de honor’; considerada por muchos, por sus cualidades dramáticas y poéticas, una de las obras más poderosas y brillantes del dramaturgo, ya que “no tiene escena ni personaje que distraiga o entorpezca el proceso de la acción”. La obra, cuya trama transcurre en Lisboa, donde un hidalgo portugués, casado por poderes con la castellana doña Leonor de Mendoza, descubre que un antiguo amante de su esposa, que todos creían muerto, ahora vive, es “un drama de uxoricidio donde el poeta, al confrontarnos con el asesinato de una esposa manifiestamente inocente del adulterio que se le achaca, evidencia la injusticia del desenlace final”, en palabras de Lono Ferreira, responsable de la dirección y adaptación de esta obra interpretada por un buen puñado de actores como Julio Cortázar, Inma Nieto, Carlos Ibarra, Cristina Arranz, Rocio Osuna y Ester Bellver.
Los empeños de una casa
Otra importante autora áurea es Sor Juana Inés de la Cruz (México 1648-1695), una de las personalidades más fascinantes de los tiempos coloniales. Poeta y dramaturga, sorprende su prodigiosa imaginación y su gran sabiduría en las ramas más variadas del conocimiento, a pesar de ser autodidacta. Con este montaje la compañía chilena La Calderona cierra un ciclo de trabajo en 2013 que celebran diez años de investigación para la puesta en escena del teatro barroco. “Nuestra versión de Los empeños de una casa es una fiesta donde se dan cita los excepcionales versos de la obra, junto a una colorida visualidad inspirada en la pintora Frida Kahlo y una banda sonora compuesta por rancheras, corridos y tonadas mexicanas”, señala Macarena Baeza de la Fuente, directora de la puesta en escena
Ganador del II Certamen Barroco infantil
El montaje Romeo y Julieta, una obra en construcción, de la compañía argentina Puro Grupo Teatro e interpretada por Monica Spada y Pablo Di Felice se ha alzado con el premio al mejor montaje del II Certamen Barroco Infantil. El jurado ha otorgado por unanimidad este galardón “por su magnífico trabajo actoral, por la superación de la dificultad, la conciliación del humor y la esperanza, una excelente comunicación con el público, la ingeniosa construcción del vestuario, la imaginación para procurar que los objetos cobren la vida necesaria, el humor en el texto y la lógica alternativa defendida por dos payasos”. Romeo y Julieta, una obra en construcción podrá volver a verse los días 19 y 20 de julio en Almagro.
En esta versión la acción transcurre en el marco del festival de teatro más importante de toda América. Un grupo de 25 actores, representando a Argentina, va a interpretar la obra Romeo y Julietadentro de un estudio de televisión, para ser transmitida en vivo y en directo a todos los países de América. Faltando 5 minutos para comenzar la función se le anuncia director que, salvo los actores que representan a Romeo y a Julieta, el elenco entero, con su vestuario y parte de la escenografía, están bloqueados a 200 kms por una avería en el autobús que los transportaba.
Ante la noticia y el apremio del tiempo, el director decide hacer la obra con los dos actores presentes, y aunque al principio cuenta con la negativa de ellos, terminará persuadiéndolos con la frase “el show debe continuar”. Escaleras, cubos, maderas o telas, todo servirá para resolver cada escena y así llegar a un final, aunque accidentado, digno.
Moliére y Almagro Off
Tramant Teatre ofrecerá una versión de El médico a palos de Molière, en la bella Plaza Mayor de Almagro y en el espacio alternativo de La Veleta continúan las representaciones del III Certamen Almagro Off. Hoy día 18 se representará La gran Zenobia, o la hermosura desdichadaadaptada y dirigida por Gustavo Galindo.
El 19 llega el turno de La historia del loco Cardenio versionado por Javier Huerta Calvo a partir de la traducción Charles David Ley y dirigido por José María Esbec Martín.
El 20 de julio veremos Fuenteovejuna, breve tratado sobre las ovejas domésticas con dramaturgia de Anna María Ricart dirigida por Ricard Soler i Mallol.
El día 21 se representará Mucho ruido y pocas nueces versionada por Elena Lombao y Maribel Vitar bajo la dirección de Sonia Sebastián.
El 22 La vengadora de las mujeres, estrenada en uno de los foros más importantes de la Ciudad de México, “La Gruta” del Centro Cultural Helénico del Distrito Federal, con adaptación y dirección de Carla Soto.
El 23 será el turno de Tempestory, de la compañía británica Hôtel Teatro que se ha basado en La tempestad, de Shakespeare para este montaje dirigido por Danieo Tyler.
El caballero de Olmedo que se verá el día 24 se ubica en el México rural de 1930, donde la Guerra Cristera cobra víctimas humanas y económicas; una propuesta de la compañía mexicana Shake & Falstaff con versión y dirección de Abril Mayett.
Del 25 al 27 se verá el montaje ganador del III Certamen Almagro Off.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada