24/7/13

Frankenstein en nosotros


Fuente: Margarita Velasco (elmundo.es)
"Hay muchos Frankenstein hoy en día en la calle, hemos creado muchos monstruos entre todos sin quererlo y ahora se están volviendo contra nosotros". Así describía el productor ejecutivo de 'Frankenstein, el musical', Carlos Javier López, el panorama actual, donde "la criatura" no desentona. La adaptación musical de Frankenstein se estrenó el miércoles en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, cubriendo la temporada hasta el 18 de agosto.
"La historia de Frankenstein venía perfecta para contar lo que queríamos, una trama de peso, sólida, bonita, pero con un filtro más oscuro", comenta Myriam Carrascoso, directora del espectáculo. También ella lo compara con el fenómeno social presente en España: "Ahora mismo, la sensación de abandono está en las calles, es algo que se siente y esa impotencia, muchas veces, es la que vive la criatura".
Con esta propuesta, la compañía de teatro Butaca Vacía busca innovar el panorama musical español. Carrascoso describe el espectáculo como "una obra de tintes clásico-góticos, un poco al estilo 'Jekyll y mister Hyde'". Además de la idea de un espectáculo distinto, la clave de este 'Frankestein' está en que el personaje "no es un monstruito, está hecho de personas y tiene parte del alma de todas ellas".
Su historia tiene que ver con toda la humanidad: "Trata temas que siempre han preocupado al ser humano: el amor que lastima a la protagonista femenina, la preocupación por vencer a la muerte de Víctor, y, por supuesto, la criatura que sólo tiene deseos de amar y de dar amor, aunque el mundo no le devuelve lo mismo, y eso es lo que nos ocurre muchas veces".
Más allá del personaje que Mary Shelley creó en 1815, la idea de 'Frankestein' se ha reducido a la de un monstruo, que este musical pretende restaurar mediante la ternura.
Suenan de fondo las lúgubres y rotundas melodías del ensayo; culpable de ello es la composición de Martín Arnedo de estilo 'clásico-gótico', en algunas ocasiones con tintes líricos, o 'rock', pero siempre al servicio de las características de cada personaje. Con la escenografía se busca recrear lugares como el pueblo de Ingolstadt, donde se desarrolla la acción de la obra de Mary Shelley.
Dentro del reparto, tanto directora como productor destacan los personajes de Víctor Frankenstein y la criatura, claves para el desarrollo de la obra por "su fuerza, su desgaste físico, su peso moral y emocional". Además de los actores de la compañía, el elenco se completó en Madrid hasta llegar a 40 actores con voz en directo, encima del escenario.
"La idea inicial de Mary Shelley era una novela de fantasmas, pero le salió algo mejor", asegura Carrascosa, encargada también de adaptar la obra. El libreto procura ser lo más fiel posible al 'Frankestein' del siglo XIX, alejado de versiones como 'El jovencito Frankestein' u otras adaptaciones de tendencia rock.
La compañía de teatro La Butaca Vacía tras un año de gira por Andalucía con esta obra, hace suyo el yo me lo guiso yo me lo como. El elenco cumple varias funciones, el vestuario está diseñado por José Antonio Riazzo quien, además, es el 'cover' del actor principal, la regidora encarna también el papel de Mary Shelley, y la directora ha sido la encargada de adaptar el libreto. Incluso la música es de producción propia, a cargo de Santiago Martín Arnedo, "todo es nuestro".

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada