18/10/13

La Guindalera, una década brindando por el buen teatro


Fuente: José Luis Romo (metropoli.com)

El número 20 de la calle Martínez Izquierdo acogía hace años una ebanistería donde Nuria Espert y Julieta Serrano ensayaron su legendario montaje de Las Criadas. A principios de los 00's, aquel lugar con una extraña solera teatral se había convertido, por el paso del tempo y el abandono, en un local ruinoso y lleno de basura. Sin embargo, Juan Pastor (actor y director) y Teresa Valentín-Gamazo (gestora cultural) encontraron en aquel rincón inhóspito la "capilla" que buscaban para montar su intimista proyecto, un teatro pequeño de unas 70 localidades, en el que apostar por la excelencia y el rigor creativo. "Eran los tiempos de las vacas gordas, donde se llevaban las grandes escenografías, se construían enormes teatros, todo a lo grande... Y nosotros buscábamos lo contrario, un lugar íntimo en el que volver a la esencia del teatro", explica Teresa.
Aquel proyecto valiente se convirtió en la Sala Guindalera, un templo del teatro de calidad en Madrid que, una década después, se ha convertido en un referente para la escena off. "No me atrevería a decir que hayamos sido pioneros de nada, pero sí paso muchísimo tiempo hablando con gente y aconsejando cómo levantar un espacio así".
Este octubre celebran su décimo aniversario y lo hacen con una obra muy especial, Duet for One, un mano a mano entre Juan Pastor y su hija María, basado libremente en la vida de la violonchelista Jacqueline Dupré. Una función quizá menos ambiciosa que otras que han llevado a cabo, pero con un marcado carácter sentimental. Al fin y al cabo, es el signo de los tiempos. "La obra tenía dos únicos personajes, que por presupuesto era necesario, pero lo importante era seguir con nuestro compromiso con la excelencia y con un repertorio sólido. Porque ésa es la filosofía de la sala, apostar por el trabajo bien hecho".
Así se explica que hayan logrado sobrevivir 10 años en el proceloso panorama escénico independiente. "Bueno, no éramos ningunos locos cuando empezamos con esto. Juan había tenido espectáculos en el CDN o el Español. Yo había trabajado en gestión en sitios importantes y me acababan de ofrecer hacerme cargo de un espacio teatral... Pero teníamos dos proyectos de obra social que hacían viable nuestro sueño... El problema es que llegó la crisis y se cayeron los dos". Así pues ellos recurrieron a los micromecenas antes de que el crowfunding se convirtiera en el comodín de los aspirantes a profesionales de la cultura.
El barrio de la Guindalera, en el distrito de Salamanca, se volcó para salvar "su" teatro y los vecinos se convirtieron en padrinos de las butacas. El año pasado "San Boadella" les invitó a los Teatros del Canal para que consiguieran un extra de recaudación para poder dar continuidad a la sala. La iniciativa fue un éxito, las entradas se despacharon y muchos descubrieron a la compañía,"pero llegó el IVA cultural del 21 % y se llevó todo lo que ganamos".
Ahora es momento de celebrar su teatro de resistencia y también de replantearse el proyecto. Como explica Teresa, van a constituir una fundación y quieren abrirse más a nuevas compañías; también han comenzado con funciones infantiles ("pero de calidad, ¿eh? No porque el público sean niños vamos a rebajar el nivel", matiza). También quieren que sean los más jóvenes quienes, con su savia nueva, marquen los nuevos aires de este proyecto que durante sus 10 años de vida ha cosechado grandes alabanzas por parte de la crítica y premios como el Ojo Crítico.
Una de las señas de identidad de la sala es su licor de guindas. Tras cada función se ofrece a los espectadores un chupito para brindar por el buen teatro e intercambiar reflexiones sobre los montajes. Merece la pena alzar una copa rebosante de este licor por 10 años de buen teatro. Que sean muchos más.

10 años, 11 montajes: Juan Pastor elige lo mejor de esta década en Guindalera

2003, Animales nocturnos, de Juan Mayorga
Fue el primer montaje que estrenamos en nuestra Sala. Como Compañía Guindalera, habíamos estrenado en 2000 Bailando en Lughnasa en el Teatro Pradillo, en el 2001 Bodas de Sangre, para TRASTEATRO y en 2002 Cruzadas, de Michel Azama, en La Cuarta Pared. El montaje surgió de un trabajo de creación dirigido por Juan Pastor a partir de una propuesta de Juan Mayorga y aportaciones de los actores. Se trataba de la primera colaboración con un autor en un proceso de creación dramática, en el que el potencial imaginativo de cada miembro de esta experiencia era utilizado por el autor para enriquecer su obra. Participaron los actores: Francisco Rojas/José Maya, Rafael Navarro, Ana Sala y Victoria Dal Vera, dirigidos por mi con la ayuda de Carmen Sánchez.

2004, La larga cena de Navidad, de Thornton Wilder
Este montaje, que en las Navidades de 2012-13 se presentó en los Teatros del Canal, fue estrenado en 2004 en el Teatro Guindalera y, desde entonces, se ha convertido en un rito navideño, tanto para los actores vinculados a la compañía como para el público que, cada dos años (2004-2006-2008-2010 y 2012), repite acompañado de familiares y amigos. Con ligeras modificaciones en los repartos, algunos actores como Cristina Palomo, Alex Tormo, María Pastor, Raúl Fernández y la nodriza Teresa Valentin-Gamazo, participaron en todas las reposiciones. Se fueron incorporando y/o sustituyendo, Elia Muñoz, Carmen Sánchez, Victoria Dal Vera, Carmen Gutiérrez, Ana Miranda, Iría Márquez, Ana Alonso, Noemi Irisarri, Andrés Rus, Antonio Velasco, José Troncoso, José Bustos, y yo mismo, encarnando diferentes personajes de la familia Boyardo.

2005, Laberinto de amor, De Miguel de Cervantes
También a partir de un taller de investigación, con versión de Raúl de Tomás, estrenamos esta obra de Cervantes, de género caballeresco con toques renacentistas, plagada de ironía y humor. Es lo más cercano a un musical que hemos estrenado. Algunos de los actores, como Morgan Blasco, Ana Alonso, Felipe Andrés o Susana Hernáiz, todavía continúan vinculados a Guindalera en diferentes montajes y Raúl Fernández, Álex Tormo y María Pastor que han participado en la gran mayoría de ellos. Con este montaje hicimos numerosas funciones en gira y en particular una importante campaña de desarrollo de audiencias para 12.000 jóvenes de 12 a 17 años de la Comunidad de Madrid gracias al programa TRASTEATRO.
2006, En torno a La Gaviota, basado en La Gaviota, de Chéjov
Poniendo el acento en los seis protagonistas principales de La Gaviota, tan maravillosamente retratados por Chéjov, y contando con los actores Josep Albert y Ana Miranda así como con Raúl Fernández, Ana Alonso, Álex Tormo y María Pastor en el papel de Nina. Con este montaje quedé finalista de los Premios Mayte de teatro 2006. Además, cosechó grandes alabanzas por parte de la crítica.

2005, Laberinto de amor, De Miguel de Cervantes
También a partir de un taller de investigación, con versión de Raúl de Tomás, estrenamos esta obra de Cervantes, de género caballeresco con toques renacentistas, plagada de ironía y humor. Es lo más cercano a un musical que hemos estrenado. Algunos de los actores, como Morgan Blasco, Ana Alonso, Felipe Andrés o Susana Hernáiz, todavía continúan vinculados a Guindalera en diferentes montajes y Raúl Fernández, Álex Tormo y María Pastor que han participado en la gran mayoría de ellos. Con este montaje hicimos numerosas funciones en gira y en particular una importante campaña de desarrollo de audiencias para 12.000 jóvenes de 12 a 17 años de la Comunidad de Madrid gracias al programa TRASTEATRO.
2006, En torno a La Gaviota, basado en La Gaviota, de Chéjov
Poniendo el acento en los seis protagonistas principales de La Gaviota, tan maravillosamente retratados por Chéjov, y contando con los actores Josep Albert y Ana Miranda así como con Raúl Fernández, Ana Alonso, Álex Tormo y María Pastor en el papel de Nina. Con este montaje quedé finalista de los Premios Mayte de teatro 2006. Además, cosechó grandes alabanzas por parte de la crítica.

2007, Traición, de Harold Pinter
Pinter no ha escrito nada más simple, triste y, a la vez, más gracioso. La traición se extiende hasta convertirse en la del ser humano que se ve atrapado por unos impulsos contradictorios y unas normas sociales inventadas para no ser cumplidas, lo que le lleva a traicionarse a sí mismo. Con traducción de Álvaro del Amo, en la puesta en escena intentamos generar una sensación de intrusismo en el espectador, sobre todo por la descarada cercanía que existía entre él y los actores. Las historias transcurrían de forma divertida y agradablemente ambigua, lo que producía momentos de risa y a la vez de ansiedad, confusión y pena... también de una profunda sensación de traición. En escena, María Pastor, Raúl Fernández, Álex Tormo y Andrés Rus. Creo que ha sido uno de los mejores montajes realizados en Guindalera que muchos recuerdan y nos solicitan reponer. Con este montaje, Luis María Anson conoció nuestro trabajo y la crítica y el público reconocieron la calidad del trabajo.

2008, El juego de Yalta, de Brian Friel
El primer montaje estrenado en el Teatro Guindalera de un texto de Brian Friel, autor imprescindible en nuestro repertorio, y que ha proporcionado, tanto a la compañía como a los espectadores, momentos memorables. El texto se basaba en el relato La señora del perrito, de Chéjov. Contamos para ello con una colaboradora habitual, la pianista Marisa Moro, en escena, acompañando a una cantante lírica (Noemí Irisarri). Los protagonistas fueron María y José Maya, que desde Animales nocturnos no había pisado el escenario de Guindalera. Se mantuvo en cartel hasta 2011, durante 111 funciones, y María Pastor estuvo nominada a los Premios Valle Inclán de Teatro en 2008, y a mí me concedieron el Premio ADE a la mejor dirección en 2011.
2009, Molly Sweeney, de Brian Friel
Para numerosos espectadores, Molly ha sido el mejor trabajo de María Pastor, un nuevo texto de Brian Friel. Molly, ciega desde su primera infancia, ha construido una vida plena en la oscuridad, pero le llega la oportunidad de recobrar la vista, o al menos intentarlo. Su instinto le dice que no se opere, pero su marido y su médico la convencen. Volví a dirigir a mi hija María, junto a Raúl Fernández y a José Maya.
2010, Bailando en Lughnasa, de Brian Friel
Fue el primer texto de Friel que estrenamos, en 1999, antes de abrir la sala. Para esta reposición quisimos contar con los actores del elenco original que pudieron hacerlo (Elia Muñoz, Victoria Dal Vera, Yolanda Robles, y yo mismo), y se incorporaron María, Raúl, Álex y Carmen Gutiérrez. Se trataba de un elenco de 8 actores en una época en que la economía no recomendaba obras de más de dos actores, como mucho de tres, pero el éxito que tuvo el montaje mereció el esfuerzo. Al poco de estrenar concedieron al proyecto Guindalera el Premio Ojo Crítico de Teatro 2009.
2011, Tres años, adaptación de una novela corta de Chéjov.
La obra partía de la lectura de una novela de Chéjov y de mi gran veneración hacia sus textos (cuentos, novelas, obras dramáticas, cartas, reflexiones...), de una serie de reflexiones personales sobre la tópica "felicidad" y la pretensión de alcanzarla, y de la necesidad de conectar con las vidas de la generación de mis padres y el deseo de contar anécdotas, reales o inventadas, de aquellos años azarosos anteriores a la Guerra Civil. Pero también nació del deseo ya antiguo de indagar en la obra de Chéjov desde un divertido análisis práctico, con un grupo de actores que trabajaran de forma afín a la nuestra.
Estos actores fueron María, Raúl y José Maya, y dos incorporaciones: Alicia González y José Bustos. El espectáculo, con más de 100 representaciones en nuestra sala, fue presentado en el Festival Ciudad de Palencia, donde obtuve el Premio a la mejor dirección, y tenemos pendiente de volver a programarlo, dado que es un fiel exponente del estilo interpretativo que persigo desde hace años.
2012, El fantástico Francis Hardy, Curandero, de Brian Friel
En enero de 2012, los proyectos de encargo para Instituciones (TRASTEATRO y ENTRA EN ESCENA ) con cuyos ingresos manteníamos nuestro Teatro fueron suspendidos tras 12 años de éxito debido a los recortes. Renaciendo de nuestras cenizas e intentando "mantener la fe" en nuestro proyecto, propusimos a nuestro público que nos ayudara a producir un nuevo espectáculo.
Pudimos estrenar en marzo El Fantástico Francis Hardy, Curandero(cuyo título original es Faith Healer) una metáfora sobre el arte y, en concreto, sobre el creador escénico, las circunstancias que inciden en la creación en nuestra profesión y el momento de incertidumbre en el que nos encontrábamos con las dudas que nos planteábamos: ¿Tiene realmente sentido nuestro trabajo? ¿Llega a la gente? ¿Compensan tantas renuncias? ¿No sería mejor rendirse y dejarse llevar por las circunstancias adversas?
Hicimos 100 funciones apoyados por nuestro público fiel, convertido en micromecenas. Retomamos la fuerza con estos personajes interpretados por tres grandes actores en cooperativa: Bruno Lastra, Felipe Andrés y María Pastor y un tándem de gestores integrado por Manuel Benito traductor del texto y Teresa Valentin-Gamazo con la colaboración de otros muchos que creían por el proyecto.
2013, Duet for one, de Tom Kempinski.
Fue producida por primera vez en 1980, en el West End de Londres. Una nueva revisión de la obra se estrenó en el Teatro Almeida, también de Londres, en 2009. La inspiración de la obra partía de la historia real de Jacqueline Du Pré, considerada como la mejor chelista de la historia, casada con el director de orquesta Daniel Barenboim y que murió muy joven, aquejada de esclerosis múltiple en la cima de su carrera musical.
La protagonista de la obra, Stephanie, encontró un verdadero propósito en su música, pero ese propósito desaparece en un cierto momento para siempre, suponiendo una profunda pérdida para ella y quebrándose su valor para enfrentarse con la vida. Sin embargo, vivir quiere decir evolucionar y es posible que ella sea capaz de entrar en otra dimensión más allá de las coordenadas que nos hemos trazado los humanos hasta ahora. Posiblemente el final quede abierto ante el espectador activo, pero también puede que quede en el aire la siguiente pregunta: "¿Qué pasaría si repentinamente nos encontráramos en un mundo carente de toda actividad artística? ¿Si tal cosa ocurriera, que pasaría?".

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada