12/11/13

TERRA DE NINGÚ


TEXTO: HAROLD PINTER
TRADUCCIÓN: JOAN SELLENT
DIRECCIÓN: XAVIER ALBERTÍ
INTÉRPRETES: JOSEP MARIA POU, LLUÍS HOMAR, RAMON PUJOL i DAVID SELVAS
DURACIÓN: 1h 40min
PRODUCCIÓN: TEATRE NACIONAL DE CATALUNYA
SALA PETITA (TNC)

Decir a estas alturas de partida que Harold Pinter es un autor difícil sería mentir. Sí que es verdad que algunos de sus textos juegan tanto con el lenguaje que se pueden complicados de entender. Soy consciente de que nos encontramos con uno de ellos. Xavier Albertí estrena Terra de ningú, una obra bastante desconocida, en Catalunya, del autor inglés que necesita, según mi parecer, una lectura o contextualización previa, antes de su visión para no perderte, como es mi caso, más de la mitad de la obra. Lo cual me resulta de una gravedad importante que espero solventar con la lectura del texto si es que algún día se publica.

Hace dos semanas que asistí a una Sala Petita llena para ver a Pou y a Homar, no sé si del todo conscientes, la gran mayoría, de lo que iban a presenciar. Es un combate entre dos pesos pesados de la escena catalana, del que sin duda sale victorioso Lluís Homar, con una de sus mejores interpretaciones de los últimos años. Sólo por observar sus gestos, Spooner es un personaje que conmueve, al mismo tiempo que descoloca porque no sabes con exactitud quién es hacia donde te llevará su historia. Sin embargo, Pou (Hirst) repite parámetros interpretativos ya observados en anteriores papeles y cada vez me cuesta más diferenciar actor y personaje.

La puesta en escena es sorprendente. Escenario con graderías a dos bandas, una enorme licorera en el medio que preside cada escena. Xavier Albertí ha querido respetar hasta el extremo el texto de Pinter en lo que se refiere a la iluminación, demasiado estática, y que sólo cambia en los momentos de día y de noche. Este estatismo se traduce también durante buena parte de la obra en la dirección de actores. No sé si debido a la dirección o más bien a la interpretación de David Selvas y Ramon Pujol, que sus personajes nos llegan como meras marionetas física y artísticamente.

Pese al desconocimiento previo de la obra es de agradecer el esfuerzo del TNC por hacernos el que puede ser uno de los mejores textos de Harold Pinter, pero nuestra educación teatral tan pobre no nos ha permitido apreciarlo como debiera. Todo un principio de intenciones que Xavier Albertí inicie su andadura con esta Terra de ningú, al igual que se ha de agradecer al maravilloso equipo del TNC la elaboración de un programa de mano que para su lectura con deleite aconsejaría llegar con tiempo al Nacional. Por cierto, en enero llegará a Madrid en castellano. 

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada