21/3/14

'Solos' en lo bueno y en lo malo


Fuente: E. Alvarado (elmundo.es)
Ser mujer no es un drama. Pero a veces es una auténtica tragedia. Sobre todo cuando se mezcla con conceptos peligrosos como disidencia, violencia, discriminación... 'Solos' es la unión de tres historias que hablan sobre sobre todo eso, pero principalmente sobre la soledad, lo femenino y la muerte. Se trata de una reflexión a voz en grito sobre las heridas abiertas que no se pueden suturar sin limpiar primero. Sobre todo cuando llegan hasta el alma.
La chilena Jessica Walker dirige al Teatro Laboratorio en esta pieza de teatro experimental consciente, cuya visión acompaña al actor para que conecte técnica y espíritu. La obra, que se representa en Teatro La Usina (Palos de la Frontera 4) el 27 y 29 de marzo, está tejida por tres piezas individuales, nacidas de adaptaciones de textos de tres autores diferentes.
'Yo, Ulrike, grito', de Franca Rame y Dario Fo es la primera de ellas. Ángela F. Palacios interpreta esta versión de la vida de Ulrike Meinhof, una reconocida periodista y activista durante los años 60 en Berlín, que fundó en 1970, junto a Andreas Baader, la Fracción del Ejército Rojo, con la que perpetraron atentados con bomba contra fábricas y bases militares. En 1972 fue capturada y mantenida en aislamiento durante cuatro años. En 1976 fue encontrada muerta por ahorcamiento en su celda. El Gobierno alemán mantuvo que se había suicidado. Este texto presenta las reflexiones de Ulrike en la cárcel antes de morir.
El siguiente personaje es Loba Lámar, una transexual que representa la sexualidad marginada, condenada al abandono, al maltrato y a la muerte. Enferma de sida, cuenta su vida y deterioro, cargadas de un profundo desamor, del compañerismo entre maricones y del dolor de conocer su terrible destino. La pieza, que se titula 'El último beso de Loba Lámar', de Pedro Lemebel, es una adaptación del texto 'Los mil nombres de María Camaleón', y está interpretada por Raúl Ornelas Aguirre.
El último testimonio es el de 'Paulina' (adaptación de 'La casa de la fuerza', de Angélica Liddell), que aborda la violencia sexual en el más absurdo y desconocido de los sentidos: la desaparición de mujeres en Ciudad Juárez. Eso es lo que le sucede a Paulina, quecon 16 años fue raptada, violada y asesinada en Chihuahua. Un hecho real que sigue repitiéndose. La pieza recoge el testimonio brutal de los violadores, la declaración de una fantasmagórica Paulina que pone su espíritu y reclama justicia, y el testigo de una voz femenina que practica sexo cibernético. La protagoniza Clémence Caillouel.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada