17/7/14

El Grec estrena una obra que aborda la crisis a través del mito de Prometeo


Fuente: EFE via lavanguardia.com 

El suicidio de un jubilado ante el Parlamento griego es el punto de partida de Bartolomé encadenado, una obra escrita para el festival Grec que recurre al mito de Prometeo para hablar de la angustia que provoca la crisis.

El texto de José Sanchís Sinisterra se representará en el anfiteatro al aire libre del Grec del 18 al 20 de julio, dirigida por Antonio Simón e interpretada por Lluís Soler, Manel Barceló y otros cinco actores. Sanchís Sinisterra ha creado un personaje de ficción, llamado Bartolomé e interpretado por Lluís Soler, que sitúa durante toda la obra encima de una especie de columna de ocho metros de altura, según ha explicado el director teatral.

Bartolomé está encadenado en esa columna, a punto de romperse, que forma parte de la estructura que sostiene un puente de una plaza construido por un arquitecto a quien se le acabaron los recursos para construirlo como es debido, por lo que "se le suelen caer los puentes". Desde esa altura habla Bartolomé, un antiguo economista, colaborador del Fondo Monetario Internacional (FMI), que desde esta plaza pública amenaza con suicidarse a las doce del mediodía, ha avanzado Antonio Simón.

El autor recurre "vagamente al mito de Prometeo", según ha explicado el actor, quien ha señalado que, aunque la obra comienza como una comedia, con "ecos" de "¡Ay, Carmela!" -también de Sanchís Sinisterra-, "evoluciona de la farsa hacia el drama y la tragedia". El autor propone reflexionar sobre la necesidad de "cultivar la fraternidad y que la tecnología mal utilizada acaba con la comunicación humana y fraternal".

El público descubrirá paulatinamente que la persona sin hogar que parece ser Bartolomé es, en realidad, "un economista torticero que hizo algunas cosas mal hechas", ha añadido Simón, que se suicida para "provocar una crisis de conciencia". Uno de los retos de la obra, según el director, es el coro de catorce actores, estudiantes graduados en el Institut del Teatre de Barcelona, que para poder trabajar en este espectáculo han trabajado durante un mes con tres formadores. El coro representa, ha explicado Simón, una "pandilla de indignados, en una sátira de la que nadie sale bien parado".

El actor protagonista, Lluís Soler, ha considerado que esta propuesta teatral es "un regalo" de un autor y "maestro que escribe a mano, con un bolígrafo y una libreta" y que el lugar en donde se representa, el anfiteatro al aire libre del Grec, es "un lugar mágico".

El antagonista de Prometeo es Hermes (Manel Barceló), un dios menor cuya aparición "provoca un punto de tensión ya que entre los dos personajes ha habido "afecto y traición".

A través de diversas proyecciones y apariciones de personajes, el espectador descubre que el jubilado sin techo que va a suicidarse es el antiguo economista. En una de estas escenas tiene lugar un encuentro inesperado entre una periodista estrella de la televisión y Bartolomé que permite descubrir que ambos son padre e hija y que el gran intelectual no fue un buen padre. Simón ha explicado que en este espectáculo se da nombre y apellidos a empresas que, según el autor, han actuado de forma poco ética y también hay críticas para los medios de comunicación.

La obra se ha escrito "a fuego lento", durante dos años, según Simón, y es un encargo del Grec que pidió al autor un texto contemporáneo basado en un texto griego, por iniciativa del director artístico del festival, Ramon Simó.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada