20/7/14

VADER (PADRE)



DIRECCIÓN: FRANCK CHARTIER
ASISTENCIA A LA DIRECCIÓN Y DRAMATURGIA: GABRIELA CARRIZO
CREACIÓN E INTERPRETACIÓN: LEO DE BEUL, MARIE GYSELBRECHT, HUN-MOK JUNG, MARIA CAROLINA VIEIRA, SIMON VERSNEL, BRANDON LAGAERT Y YI-CHUN LIU CON LA COLABORACIÓN DE EURUDIKE DE BEUL
DURACIÓN: 90min
PRODUCIÓN: PEEPING TOM
MERCAT DE LES FLORS (GREC 2014)

La vejez, esa de la que todos huimos, algunos estirada tras estirada que no evita nada y otros excusándose que todo está en nuestra cabeza, envejece el cuerpo pero no las ganas de vivir, algo parecido a lo que les pasa a los protagonistas de este montaje. Peeping Tom nos sumerge dentro del mundo de las residencias geriátricas, del abandono de los hijos a los padres (sin que estos tengan en mente que algún día, no muy lejano, serán ellos los abandonados), la soledad, la necesidad de compañía y de seguir siendo alguien importante para alguien.

La dramaturgia mezcla sabiamente los diálogos con la danza. Una danza imposible, Yi-Chun Liu hace suyo todo el escenario y en breves momentos nos encandila con su elasticidad increíble y sus movimientos rápidos y fugaces, un contrapunto a lo que está pasando en un segundo plano en el escenario.

Aunque la escenografía no es nada del otro mundo, la elección sonora del espectáculo te hace recordar momentos especiales de la vida de cada espectador. Todo el mundo tiene recuerdos de las canciones que van sonando, y en algunos momentos la fibra es tocada, aunque desde el principio sabes que no saldrás de la misma manera que has entrado.

Noventa minutos sublimes. Una combinación perfecta entre lo que se cuenta y lo que te imaginas que te golpea el cerebro el corazón pero también el estómago. Una sensación de disfrute del espectáculo que choca con todas las sensaciones y sentimientos que despierta. Y sales de la sala y te topas con la realidad, pero ¿qué realidad?