28/8/14

El debut teatral de Rupert Grint recauda más de seis millones sin levantar el telón



Fuente: Julio Bravo (abc.es)
La comedia de Terrence McNally «It's only a play!» («Solo es una obra») ha recaudado más de seis millones de euros antes de levantar hoy el telón en Broadway. La razón para tanta expectación hay que buscarla en su reparto estelarRupert Grint, el pelirrojo de «Harry Potter», se une a Nathan Lane Matthew Broderick, una de las parejas artísticas de mayor tirón en la cartelera neoyorquina tras su éxito en «Los productores». Y completan el reparto F. Murray Abraham,Stockard ChanningMegan Mullally Micah Stock. Entre los siete reúnen un buen puñado de premios Tony de teatro, Emmy de televisión, e incluso un Oscar de Hollywood (el que consiguió Murray Abraham por «Amadeus»).
Con esta recaudación, los productores han duplicado con creces la inversión en el montaje, de cerca de 2,6 millones de euros«It's only a play» comienza hoy sus representaciones -aunque el estreno oficial será el 9 de octubre- en el Gerald Schoenfeld Theatre de Nueva York, donde estará en cartel hasta enero del próximo año.
Se trata, en realidad, de una nueva versión de la obra de Terrence McNally estrenada en 1986 en el Manhattan Theater Club. McNally, autor de «Master Class» o «Love! Amour! Compassion!», entre otras piezas, y ganador de cuatro premios Tony, ha dicho a playbill.com que «es una oportunidad para contar la misma historia veinticinco años después; Broadway, como industria y como comunidad, ha cambiado enormemente en todo este tiempo, y yo quería reflejar eso. No quería que fuera simplemente una reposición. He tenido la oportunidad de darle nueva vida, y me he lanzado a ello».
«It's only a play» es, según su autor, una carta de amor al teatro. Cuenta la historia de un autor, Peter Austin, (Matthew Broderick) en la noche del estreno de su nueva obra; está ansioso por saber si es un éxito. Es su primera gran noche, y comparte la velada con su mejor amigo, una estrella televisiva (Nathan Lane), su principiante productora (Megan Mullally), su algo colocada protagonista (Stockard Channing), el jovencísimo y genial director (Rupert Grint), un implacable crítico teatral (F. Murray Abraham) y el novato encargado del guardarropa (Micah Stock). Es una obra, según los productores, «es alternativamente estridente, ridícula y tierna, que demuestra que a menudo las grandes risas se producen fuera de escena».
Jack O'Brien, muy premiado en Broadway, dirige la función; en su equipo hay nombres ilustres del teatro neoyorquino, como Scott Pask(escenografía), Ann Roth (vestuario) y Philip S. Rosenberg(iluminación). Según ha contado el autor, todos los actores se sumaron al proyecto nada más recibir el libreto y la propuesta. «Rupert Grint tardó un poco más; se la enviamos por correo electrónico a un rodaje donde no tenía internet; por eso contestó que sí tres días más tarde».

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada