2/9/14

Mérida está que 'se sale'


Fuente: David Vigario (elmundo.es)
El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida sigue rompiendo barreras. Desde la entrada en la dirección de Jesús Cimarro hace tres años, el certamen ha dado un completo vuelco y al éxito de la programación se le une - en la edición que además celebra el 60 aniversario- unas cifras históricas de recaudaciónpor venta en taquilla de entradas, que tuvieron su eclosión en la comedia 'El Eunuco' (con Pepón Nieto y Anabel Alonso) de la que se agotaron las entradas en todas y cada una de sus cinco representaciones.
Además, hubo otros tres llenos en los espectáculos de 'Medusa' y 'Salomé'. Según los datos oficiales presentados esta mañana por el propio Cimarro -que estuvo acompañado por el presidente de Extremadura, José Antonio Monago-, han sido 82.577 espectadores los que pasaron este verano por las gradas del coloso emeritense. Un 10,71% más que en la edición anterior, la del 2013, cuando acudieron 74.583. Son los mejores datos de la historia de este certamen. La venta en taquilla ascendió a 1.782.453 euros (un 10,71% más que en 2013), con un superávit aproximado con respecto a la previsión inicial de 450.000 euros.
Para el presidente extremeño, José Antonio Monago, la última edición es considerada "para muchos, tanto de fuera como de dentro, como de las mejores de la historia, sino la mejor de la historia". Monago ha abogado por la continuidad de Jesús Cimarro al frente del certamen tras haber recuperado "su identidad y su prestigio". Así, ha considerado que "gobierne quien gobierne" -en referencia a las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo- "lo imporante es que el nuevo Gobierno mantenga la política cultural y que Jesús Cimarro siga en la dirección del Festival".
El director del certamen ha calificado como de "vértigo" el balance de las cifras de espectadores y ha destacado que se ha recuperado tanto al público como la esencia grecolatina que tuvo siempre el Festival. "Es muy difícil superar estas cifras", ha destacado, teniendo en cuenta el aforo del Teatro Romano, de 3.000 espectadores. Con respecto a su futuro, ha dicho que se encuentra "al final de una etapa en el que el trabajo está hecho" y ha pedido al gobierno extremeño que siga apoyando como actualmente lo hace a la cultura.