17/10/14

Claudio Tolcachir vuelve a destripar las relaciones familiares en el Lliure



Fuente: Justo Barranco (elpuntavui.com)

Dos de los rostros más populares de la pequeña pantalla en los últimos años, Malena Alterio (Aquí no hay quien viva) y David Castillo (el hijo pequeño de Aída), suben desde mañana y hasta el día 26 al escenario del Teatre Lliure de Montjuïc. Junto a los actores Gloria Muñoz, Alfonso Lara y Daniel Grao darán vida a la nueva obra de uno de los autores y directores argentinos revelación de los últimos años, Claudio Tolcachir (Buenos Aires, 1975), que ya logró un enorme éxito en Barcelona con el humor y el dolor de La omisión de la familia Coleman. Una obra que ha ido de gira por más de 30 países pese a que comenzó a representarse en el propio piso bonaerense del director, donde acabó habiendo listas de esperas de meses .

Ahora los actores no son argentinos sino españoles, y la obra no ha ido naciendo a medida que el director ensayaba con los intérpretes, sino que el director la escribió primero y luego se la pasó ya acabada. Pero desde luego Emilia, una obra que habla del miedo a perder el amor y de las cosas que hacemos para no perderlo, es puro Tolcachir. Y aborda su tema estrella: ese lugar de placer y de hartazgo que es la familia. Familias muy disfuncionales cuyos miembros sin embargo son capaces de curiosas e incluso habilidosas estrategias para vivir. En Emilia la historia, ha explicado hoy en el Teatre Lliure, nació del reencuentro con la que fuera su niñera de pequeño, “una mujer muy importante en mi vida, vivía con mi familia”.

“Al reencontrarme con ella -dice el director-, me empezó a contar sin parar muchas cosas de mi infancia como si hubieran sucedido el día anterior. Era una situación entre lo trágico y lo cómico, porque sentía que a esta mujer no le habían pasado cosas después de nosotros. Era conmovedor y extraño porque me parecía que ella estaba colgada del recuerdo. En cambio, yo no recordaba muchas de esas cosas. Sentía que era un amor desparejo, porque nosotros éramos mucho más importantes para ella que al revés”. Y dándole vueltas a esa idea de los amores desparejos nació Emilia, que es el nombre de la niñera de una familia desde cuya perspectiva se cuenta la historia.

Una historia en la que esa niñera (Gloria Muñoz) es una persona que necesita estar dando continuamente amor, y mientras unos la ven como una santa, para otros es una manipuladora; en la que el padre (Alfonso Lara) lo hace todo para ser querido, cree que ha de dar, pagar, para lograrlo, lo que le hace además sentirse el dueño; en la que la esposa (Malena Alterio) confunde el agradecimiento que siente por su marido con el amor; y en la que el hijo (David Castillo) trata de sobrecompensar la frágil situación con su propio amor para mantener la familia unida. “En la casa nadie es natural, son amores empujados para que el otro no sufra. Todos entienden el amor de una manera compleja y están atrapados por el desamor o por un amor para cumplir con una ausencia”, concluye Tolcachir.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada