27/10/14

Un quinquenio negro para la escena valenciana con repunte teatral


Fuente: Juan Manuel Játiva (elpais.com)
Solo el teatro arroja unos resultados mínimamente alentadores para la Comunidad Valenciana en el Anuario SGAE 2014 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales, que constituye un análisis de referencia para el sector cultural español y que en esta ocasión ha añadido un estudio comparativo entre 2008 y 2013. "Las artes escénicas y musicales comenzaron su retroceso entre los años 2008 y 2009, viendo reducidas su oferta, su asistencia y su recaudación, y teniendo que adaptarse a los cambios que ha ido marcando la crisis", explica en la presentación del informe. 
Las caídas más espectaculares se han producido en el ámbito de la música popular, la ópera y la zarzuela, que han perdido más de la mitad de los espectadores en este quinquenio negro. También las artes escénicas en su conjunto han sufrido notables reducciones de representaciones, recaudación y, aunque menos, en espectadores, pero han experimentado un repunte relativo entre el año 2012 y 2013, el último analizado en el informe.
Especialmente llamativa es la caída del género lírico, justamente en los años de despegue del Palau de les Arts, que abrió sus puertas en 2006. "Todos los indicadores caen más que la media española", subraya el informe. Si se comparan los datos de 2013 con los de 2008, el número de representaciones bajó un 45,9 %; la asistencia disminuyó en un 56,4 % y la recaudación cayó un 69,5 %.
Por si se quiere comparar: En ese mismo periodo, en el conjunto de España esos indicadores bajaron, respectivamente un 28,4 %, un 41,8 % y un 45,3 %.
En la distancia corta, pasa algo parecido. Los resultados de 2013, en la Comunidad Valenciana, también reflejan pérdidas con relación al año anterior del 9,1 % en el número de funciones, del 11,3 % en el número de espectadores y el 12,6 % en la recaudación. Todo lo recaudado en 2013 por este concepto, ópera y zarzuela, fueron 357.343 euros. Estos porcentajes negativos también son superiores a la media nacional. 
En cuanto a la música popular, los conciertos se redujeron en un 46,9 por ciento. Además, si se incluyen los macrofestivales y grandes conciertos, la Comunidad Valenciana pierde un 53,9 % de espectadores y un 5,7 % de recaudación. Sin contar los grandes eventos, las cifras son mucho peores (65 % y del 54 %, respectivamente). La caída de espectadores se amortiguó un poco el último año, con una pérdida del 17,2 % de espectadores.
La clásica, mejor
Mejor comportamiento muestra la música clásica, con pérdidas menores entre 2008 y 2013 que en el conjunto del Estado en todos los indicadores. Se acumulan unos descensos del 5 % en el número de conciertos, del 1,7 % en el número de espectadores y del 11,2 % en la recaudación. Al comparar los resultados obtenidos en 2013 con los del año anterior, se ha registrado una disminución del 1,2 % en el número de conciertos, del 2,2 % en el número de espectadores y un incremento del 0,3 % en la recaudación. La Comunidad es la primera por número de conciertos, concentrando un 16,5 % del total (con 2.391 citas).
En términos absolutos, la escena clásica valenciana ocupa la segunda posición de España en cuanto a número de espectadores, con 729.186, por detrás de Madrid.  En recaudación, sin embargo, se sitúa en cuarto lugar.
En cuanto a las artes escénicas, la Comunidad encabeza el aumento de recaudación, funciones y espectadores en 2013, gracias, básicamente, al teatro, aunque con cifras que aún están muy por debajo de las que se daban al inicio de la crisis económica. En teatro, la Comunidad Valenciana registra en un año el ascenso más alto de funciones (182 más, un 5,8 % más). También subió un 4,7 % el número de asistentes (hasta los 1.220.268) y un 5,1 % la recaudación, con un aumento de 387.159 euros en 2013 respecto a 2012.
Queda por ver si este repunte se convierte en tendencia, porque hasta 2013 la situación fue de constante caída. Respecto a 2008 el número de representaciones teatrales en la Comunidad Valenciana cayó un 44,6 %, lo que supone descenso superior al producido en el total del Estado español. Es decir, hubo mucha menos producción que en el resto del país. Sin embargo, tanto la asistencia como la recaudación sufrieron pérdidas menores en el quinquenio negro en la Comunidad Valenciana que en el global español, con un descenso del 24,3 % en asistencia y del 2,8 % en recaudación.
Sin embargo, la mejoría del teatro contrasta con el comportamiento de la danza, que vuelve a empeorar sus datos en 2013, al perder casi 7.600 espectadores de 2012 a 2013.