29/1/15

¡Pasen!, creadores trabajando


Fuente: Rut de las Heras Bretín (elpais.com)
La madrileña sala Kubik Fabrik ha cambiado de nombre. Y eso no debería llamar demasiado la atención. En los últimos años ha sido una práctica relativamente habitual en algunos teatros, que tan pronto toman el nombre de una marca de helados, como de una compañía telefónica. Pero este no es el caso, las grandes marcas todavía no se han mostrado interesadas por las pequeñas salas de la periferia. Estas últimas se nutren de grandes ideas y a una de estas ocurrencias se debe la transformación de la sala Kubik en LAZONAKUBIK (LZK), que surge de la necesidad de ordenar el circuito off, espacios alternativos dedicados a las artes escénicas donde están bullendo constantemente interesantes proyectos.
LZK nace de la unión de la productora La Zona y de Kubik Fabrik. Su objetivo es dotar a cuatro creadores cada año de un espacio-laboratorio para investigar, trabajar, dialogar, compartir y equivocarse. Los elegidos para arrancar son Carlota Ferrer y Julián Fuentes Reta, ambos actúan, dirigen, en definitiva, "crean", como le gusta decir a Ferrer. Ellos irán abriendo puertas. Gonzalo Salazar-Simpson, director de la Escuela de cinematografía y audiovisual de la Comunidad de Madrid y productor de La Zona, los define como "los hermanos mayores", los que se toparán con las primeras dificultades –ya que, como explica Fernando Sánchez Cabezudo, fundador de Kubik Fabrik, es un proyecto en construcción, irán aprendiendo juntos–. Allanan el terreno para los que vienen detrás, que a partir de abril serán Lucía Miranda y Antonio Ruz, también con una larga carrera profesional dedicada a las artes escénicas.
Los cuatro artistas coinciden en mostrarse tranquilos y libres. Destacan la idea de “tener tiempo”. Lo explica Fuentes al señalar que, con suerte, un espectáculo en un teatro grande está unos 45 días, pero que los procesos de creación duran más, y son esos momentos en los que se encuentran en situaciones precarias. Miranda cuenta cómo cada vez que comienza un proyecto se siente "vagando de sala en sala, cansada, ensayando en cualquier sitio". Los laboratorios de LAZONAKUBIK son ese lugar en el que experimentar. "Aquí puedo decir la verdad, no tengo que vender motos", comenta Fuentes. Tanto Salazar-Simpson como Sánchez Cabezudo tienen confianza en los directores que han elegido, conocen los procesos creativos, saben que a veces hay que tocar muchas teclas hasta dar con la correcta y han apostado por este modelo que quieren que se convierta en una referencia.
Sánchez Cabezudo destaca que el espíritu de Kubik Fabrik se mantendrá. Ha crecido unido a Usera, distrito del sur de Madrid. Ha creado vínculos con los vecinos de esta zona que antes de que llegaran no tenía oferta cultural. Está totalmente integrado y seguirá siendo así. Los cuatro participantes van a trabajar con la gente del barrio. Fortune Cookie, de Carlota Ferrer, quiere integrar a la numerosa comunidad china de esta área. Va a organizar varios cinefórum de películas de este país e invitará a Eduardo Chapero-Jackson, a David Trueba o a Jorge Sánchez Cabezudo para comentar los filmes. De esta actividad, de los talleres de movimiento para actores y del resto de actividades que organice sacará el material para la pieza final que estrenará en abril, como Julián Fuentes, su compañero de laboratorio, que en Hard Candy tratará temas como la violencia y la juventud. Nora, 1959, de Lucía Miranda, parte de la abuela de la directora, una mujer que se separó durante el franquismo y que fue denunciada por abandono del hogar, algo que siempre fue visto como tabú en su familia. Quiere que interactúen las adolescentes del barrio con las señoras mayores, que se cree un vínculo entre ellas. Para estrenar en octubre, como Miranda, el coreógrafo y bailarín Antonio Ruz saca del cajón Beatiful Beach, una idea que rondaba en su cabeza desde hace diez años y en la que se plantea la playa como paraíso de escape, incluso de huida de uno mismo. Invitará a espectadores poco habituados al lenguaje de la danza a los ensayos. Quiere oír su opinión para hacer un proyecto inteligible para todos los públicos.
La transparencia es una de las características principales de LAZONAKUBIK. Que se vean los procesos desde el primer momento, ya sea en jornadas en las que el público participe directamente, o a través de los vídeos que semanalmente se colgarán en la web, incluso, de las retransmisiones en streaming de los ensayos.
Salazar-Simpson subraya que este viaje acaba de empezar y tiene intención de ser largo. "No es un matrimonio puntual, es un hermanamiento". Tienen vocación de salir de la sala, incluso del barrio, ya tienen cerradas colaboraciones con el Théâtre Toujours à l’Horizon de Burdeos, se está trabajando con otro de París e incluso les gustaría dar el salto a América.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada