28/3/15

Nace la app de Lavapiés Barrio de Teatros


Fuente: Elisa Díez (Butaques i Somnis) 

Si hay una cosa que envidio de Madrid es la ebullición teatral que vive, no nos engañemos están a años luz de Barcelona. Y aunque hace unos años era al revés, ahora la tortilla se ha dado la vuelta mientras la profesión teatral de Barcelona sigue sumida en un aburrido ensimismamiento. ¡Despierten!

Esta semana se ha presentado en la capital española una nueva app teatral. Pero no es de un teatro ni de una compañía concreta, sino que la propuesta viene de la mano de nada menos que 15 salas del barrio de Lavapiés que están emprendiendo un proyecto único el Lavapiés Barrio de Teatros. De momento la app (para disponible para iOS y Android) tendrá información básica: cartelera semanal, espectáculos del día, venta de entradas y geolocalización de todos los espacios que conforman el proyecto. Es un primer paso, supongo para que pueda ser un instrumento comunitario donde teatros y público confluyan.

La red Lavapiés Barrio de Teatros es una asociación asamblearia, independiente y autosugestionada en la que 15 espacios teatrales, antes independientes, aúnan fuerzas y principios de base para formar una fuerza común en el panorama cultural de Madrid. Una unión en la que a través de la suma de esfuerzos y recursos, se dará visibilidad y difusión al trabajo creativo de todos los espacios que forman esta asociación.

Además han aprovechado la presentación de la aplicación para estrenar el primer vídeo oficial de Lavapiés Barrio de Teatros, aprovechando la celebración del Día Mundial del Teatro. En el vídeo, realizado por Jordi A. Raventós, con sonido de Alex Millás y música de Oneplusone, un microrrelato narrado por la voz de Carlos Manzanares nos guía a través de las imágenes de las salas que forman la red teatral del barrio.


Ahora que se ha creado una cierta expectación con la abertura el 9 de abril de la nueva Sala Hiroshima en Poble Sec, sería una oportunidad única la unión de los teatros de aquel barrio, que lejos de ser Lavapiés también tiene su personalidad propia y que de un tiempo a esta parte está intentando recobrar el espíritu del Paral·lel. Aunque no sería crear sino ir a rebufo de algo ya creado. Si hace unos meses se extendía el virus, parece ser que nos hemos contaminado poco. Seguimos agónicos y respirando, maldiciendo y clamando, pero quietos y pasivos, quizás sea hora de echar a andar.