7/4/15

Blau o ¿cómo volver a la infancia en 65 minutos?


Fuente: Elisa Díez (Butaques i Somnis) | Foto: David Ruano

Todos hemos sido niños, algunos lo recordarán más cerca que otros, y este es para su dramaturgo, Ferran Joanmiquel, el espectáculo ideal para sacar el niño o niña que llevamos dentro.  Toni Casares, director de la Sala Beckett, afirma que es un texto difícil de catalogar navega entre el drama y la comedia. Y navegando nos encontramos al inicio del espectáculo, antes de que estalle la tragedia.

Blau pretende poner sobre la mesa nuestros miedos infantiles para mostrarnos como la no superación conlleva consecuencias en el futuro. Los tres personajes de la historia nos relataran ese viaje, ellos son los que lo sufrirán en escena y a los que veremos como tres inútiles cuando sus miedos condicionen su existencia.

Una de las dificultades añadidas a una historia bastante surrealista desde el inicio, es que como explica Berta Giraut: "Los personajes se hablan, pero no se encuentran, no se miran a los ojos en ningún momento". Para Manel Barceló este pequeño detalle comporta que la función sea más agotadora que lo habitual (teniendo en cuenta su duración, tan sólo 65 minutos).

No sólo es una obra complicada a nivel actoral, también como destaca su autor fue complicada escribirla: "Tardé seis meses en escribirla, porque no tenía escaleta, de ahora pasa esto, ahora pasa lo otro, no hay límites temporales, los personajes cambian, me tuve que dejar llevar por la obra, como lo tendrán que hacer los espectadores".

Para su director, Jordi Prat i Coll, Blau es una obra surrealista que compara con los cuadros de Dalí: "Sería absurdo plantearse si lo que viven los personajes es un sueño o no, para mi es teatro del teatro." Además Prat i Coll ha incluido un personaje que no estaba en la obra original de Ferran Joanmiquel, "B" interpretado por Pau Gómez, una especie de nexo de ayuda entre los personajes, que les da voz y cuerpo y que aporta lenguajes diferentes al espectáculo, movimiento con pinceladas de danza.

La puesta en escena a la italiana con los personajes mirando al público, que a su vez se encontrará con una cámara negra con extraños objetos, donde el surrealismo parece hacer un guiño a algunas películas de los años 80, aunque a algunos les puede retrotraer a series de sci-fi como Lost o Fringe.

Al ser un espectáculo con un alta carga de surrealismo todo el equipo afirma que a cada espectador le sugerirá una cosa diferente. Blau se estrena mañana miércoles 8 de abril y estará en cartel hasta el 30 de mayo. Paralelamente, la Sala Beckett también estrenará en Barcelona, anteriormente se había estrenado a Sala La Planeta de Girona, el último texto de Ferran Joanmiquel, La Crida, en dos únicas funciones: los sábados 2 y 9 de mayo a las 19h.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada