5/4/15

SOBRE EL FENÒMEN LES FEINES DE MERDA


DRAMATURGIA: JOAN YAGO
DIRECCIÓN: ISRAEL SOLÀ
INTÈRPRETES: XAVI FRANCÈS, AITOR GALISTEO-ROCHER, ESTHER LÓPEZ, MARC RIUS y JÚLIA TRUYOL
DURACIÓN: 75min
PRODUCCIÓN: LA CALÒRICA y TEATRE TANTARANTANA
TEATRE TANTARANTANA

Quizás sea mucho pedir salir de una sala de una manera diferente a la que entro, pero es lo que busco en el teatro. Aspiro a más,  a que me haga pensar, cuestionarme cosas, divagar,  soñar, pero a veces pasa que no consigo nada. De un tiempo a esta parte,  existe un teatro gamberro, con diferentes niveles de gamberrismo. Acostumbra a ser el de las jóvenes compañías,  que con afán de destacar o no,  lo utilizan. A veces justificado y maravillosamente explotado,  otras no comment

De La Calòrica destaca la utilización del humor para narrar acontecimientos comunes, como es el caso, ¿quién no ha tenido alguna vez en su vida un trabajo de mierda? Quien no lo haya tenido, enhorabuena, pero para el resto de los mortales nos sabemos sus intríngulis de memoria. Por eso quizás me esperaba más de esta obra. Esperaba que aún cayendo en los tópicos reales de las entrevistas de trabajo, y de su posterior contratación y ejecución, me devolviera algo más de lo que sabía o al menos me aportara otro ángulo de visión, uno de esos nuevos lenguajes narrativos con los que tanto nos llenamos la boca.

La dramaturgia juega con el prueba error, desde el simple inicio con un chiste hasta el final. Aunque a primera vista parezca un texto fácil, las bromas están medidas y probadas, nada de lo que se dice está porque sí, porque si no funcionara se eliminaría. Pero para mi gusto, la puesta en escena convencional le hace un flaco favor. Si bien es cierto que hay un momento rompedor que parece un lógico despegue, se queda en un simple instante.

Sobre el fenòmen de les feines de merda tiene un buen reparto, del que sobresalen Xavi Francés, cuya vis cómica nos regala el mejor momento del espectáculo y Júlia Truyol que desde la más absoluta seriedad e incredulidad de sus personajes nos despierta una risa, a medio camino entre la blancura y la negrura de la situación.

Esta vez El Ciclón me ha azotado con menos fuerza de lo esperado. Aún así siempre hay huesos más duros de roer que otros. Sobre el fenòmen de les feines de merda es un montaje que hace reír, y el lenguaje de la risa siempre es el ganador.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada