15/5/15

CONSTRUCTIVO



CONSTRUCTIVO (acción demoledora para inversores utópicos)
CREACIÓN E INTERPRETACIÓN: LUIGGI MAESTRINI Y RAFAEL LANZA
DRAMATURGIA: ERNESTO COLLADO / PIERO STEINER
DURACIÓN: 60 min
PRODUCCIÓN: PIERO STEINER & ERNESTO COLLADO/FUNDACIÓN COLLADO-VAN HOESTENBERGHE
SALA HIROSHIMA

Transmitir. Bonita y deseada palabra. Entrar por primera vez en una sala, expectativas altas, pero sobre todo ganas de dejarte sorprender. Espectáculo de pie, ni cuarta ni tercera pared, nada absolutamente nada te separa de la escena, simplemente tu propio miedo a ser más o menos partícipe.

Una vez situada en escena comienza el viaje, Rafael (Ernesto Collado) y Luigi (Piero Steiner) son dos albañiles que nos llevarán desde el humor, pasando por la ternura, la emoción, hasta el cabreo por saber que somos víctimas y verdugos de muchas de sus historias. Se me escapa la lagrimita mientras escucho las historias familiares de Luigi, aquello que en directo no captamos pero que luego te deja un gran sentimiento de oportunidad perdida. Sin embargo, Rafael es más directo, y muchas veces sus palabras son contrarias a sus sueños, la demolición versus la construcción de grandes edificios.

Si bien es cierto que por momentos me vi sumergida en una película de Buñuel con un Don Quijote y un Sancho, otros con el personaje de Luigi parecía salida de una peli de Alfredo Landa, su mirada tierna y un humor parecido aunque con diferente trasfondo. Ernesto Collado y Piero Steiner crean un universo muy particular. Durante una hora te olvidas que estás en una sala viendo teatro, la conexión es tan directa, real e impactante que desde los primeros minutos sabes que te creerás todo lo que te expliquen, que da igual lo que te cuenten porque ya te tienen ganada. 

Performance, teatro gestual, humor, simbolismo… y un sinfín de técnicas pero donde la honestidad manda. No hay artificios, es lo que es, hay humo pero no te lo venden. Y sales de la sala tocada, pensando, construyendo y demoliendo los muros de los que dicen que otro mundo no es posible, porque lo acabas de ver, lo has tenido delante. Y necesitas ver más espectáculos como éste. De aquellos que te iluminen, te hagan reír, que te entretengan, pero sobre todo que te dejen un poso que te haga pensar durante días.

Luigi y Rafael volverán en formato road movie (“Demoledor”), no será lo mismo, las emociones del directo son irrepetibles, pero buscaré la manera de poder verla. Lo que ya es un hecho es que Ernesto Collado ha encontrado sala, después de mucho esperar, creo que la Sala Hiroshima es el lugar adecuado para instalarse. Feliz construcción!

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada