17/6/15

El Mercat bailará a ritmo de ‘disco’ y ‘cobla’


Font: Laura Serra (ara.cat) | Foto: Ian Grandjean
Un espectáculo rompedor de la compañía de danza urbana Kulbik junto a la Cobla Sant Jordi inaugurará la próxima temporada del Mercat de les Flors. El montaje, In Somni, introduce ritmos electrónicos. De hecho, un disc jockey participa en la creación, que fusiona un universo visual, musical y sonoro en torno a la escena contemporánea. El trabajo nació en un laboratorio de creación durante la pasada Fira Mediterrànea de Manresa y aborda la falta de sueño de un protagonista, Danny, que no puede dormir porque su cabeza gira y gira sin parar como lo hacen los platos de un pinchadiscos.
La nueva programación del Mercat se iniciará a principios de octubre e incluye artistas internacionales como Hofesh Shechter con una producción que estrenará poco antes en el Festival de Aviñón, según avanzó ayer el director del equipamiento, Francesc Casadesús.
El belga Sidi Larbi también llevará al Mercat un nuevo espectáculo, que está ensayando ya en Barcelona. Además, desde este otoño la sala acogerá el Ballet de Gotemburgo junto a la coreógrafa Marina Mascarell, así como a Akram Khan, que dirigirá a un bailarín local después de su exitosa colaboración con Israel Galván. La agenda internacional se completará con Alessandro Sciarrom, quien trabajará con invidentes. “Apostamos por ampliar la relación con artistas que han trabajado con nosotros”, dijo Casadesús. En este sentido, la programación reunirá a los artistas asociados que firmaron con el Mercat un contrato de cuatro años, y que finaliza en 2016. Son Galván, Roberto Olivan, Mal Pelo, La Veronal y Baró d’Evel. Esta última compañía, impulsada por Blai Mateu, representará Bèsties.
En cuanto al balance de temporada, el Mercat ha alcanzado una ocupación del 76%, rozando los 60.000 espectadores. “Nuestro público es joven. La media está en 40 años pero un porcentaje muy grande son menores de 30”, explicó Casadesús. Esta captación de público, añadió, se produce por la tarifa plana desplegada para jóvenes, que incluye entradas los viernes a 10 euros. “Si el precio es una barrera, hay que derribarla; viene gente de todos los barrios de Barcelona, algo que seguramente gustará a la nueva alcaldesa, Ada Colau”, aseguró Casadesús.
El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat son las principales fuentes de financiación del Mercat, que este año ha contado con un presupuesto de 4,6 millones de euros, 200.000 euros menos que en 2014.
El director cree que la llegada de Colau a la alcaldía contribuirá a potenciar los talleres y los proyectos de danza sociales, que el Mercat realiza con colectivos, guarderías e institutos. Por el Mercat han pasado, por ejemplo, más de 600 profesores, y este año contaron con los bailarines de hip-hop que agitaron la plaza Universidad en los setenta.
En cuanto a la salud económica del sector de la danza, Casadesús dijo estar “preocupado”. En esta última temporada el Mercat dobló las coproducciones e impulsó bolsas de ayudas para artistas jóvenes. “Hay un relevo generacional evidente, estamos centrados en cómo las nuevas generaciones pueden dar el salto a escenarios grandes... Tiendo a pensar en el circuito internacional porque el de Cataluña es patético”, aseguró categórico Casadesús.