4/6/15

El teatro más desafiante y osado toma los escenarios del Frinje 15


Fuente: Rocío García (elpais.com) | Foto: Carlos Rosillo
¿Es posible compartir el amor con la monstruosidad? ¿Las mujeres de los dictadores no saben o no quieren saber las atrocidades de sus parejas? El director Salva Bolta y el dramaturgo Alberto Conejero compartirán esta reflexión a lo largo de un taller impartido en el marco del festival Frinje, que en esta cuarta edición que comienza en julio ha cambiado la g (Fringe) en el nombre por la j (Frinje), ha reducido el número de espectáculos (de 60 del año pasado a 31), ha aumentado el presupuesto (de 170.000 euros a 210.000) y se ha propuesto dar mayor cabida a la creación sin olvidar la exhibición. El Frinje 15 fue presentado ayer por el director artístico del Teatro Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente, junto a otros responsables del certamen en el Matadero de Madrid, escenario de este festival que busca desde sus inicios convertirse en vivero de las propuestas más desafiantes y los creadores más jóvenes y osados.
La mujer del monstruo, título del proyecto de Bolta y Conejero, nace del interés por “observar sin juzgar” la vida de cinco mujeres que vivieron al lado de cinco dictadores europeos del siglo XX. “¿Puede convivir el amor con la atrocidad?”, se pregunta Bolta. Joseph Goebbels (Alemania), Benito Mussolini (Italia), Francisco Franco (España), Nicolae Ceaucescu (Rumanía) y Josef Stalin (Rusia) son los políticos y dictadores elegidos para este proyecto, en el que un total de 14 dramaturgos, bajo la dirección y el asesoramiento de Conejero, tendrán que escribir un monólogo de algún momento real de la vida de sus mujeres, y también una escena imaginaria, sin tiempo ni lugar, en torno a un hipotético encuentro de las cinco. De todos estos monólogos se elegirá una pieza de cada una de ellas y una escena que se representarán en el Matadero, dirigidos por Bolta en dos funciones.
Esta indagación sobre la monstruosidad es solo una de las propuestas de las compañías seleccionadas en esta IV edición de Frinje, a la que se han presentado 570 proyectos del mundo entero, desde música y teatro pasando por la danza o expresiones artísticas más híbridas, que se podrán ver desde el 3 al 25 de julio.
Viveka Rytzner es una joven sueca de 27 años asentada en España que forma parte de la compañía Nudus Teatro. Este grupo formado por seis actores estrenará una adaptación de Shoot/Get Treasure/Repeat, obra del dramaturgo británico Marl Ravenhill compuesta de 17 piezas sueltas (cada una de ellas de entre 20 y 40 minutos) en torno a las consecuencias de la guerra en la actualidad después de los atentados del 11 S (Nueva York) el 11 M (Madrid) y el 7J (Londres). En distintos lugares del Matadero —la cafetería, el invernadero, los bancos del paseo y otros—, se irán representando 13 de esas 17 piezas con los actores en pijama, como contraste de ese momento del café y bollos tranquilo del desayuno en el que el mundo entero supo de la atrocidad de los atentados.
La crisis no podía faltar en esta cita sobre la realidad más inmediata. Así, Fefa Noia (nacida en Santiago de Compostela hace 41 años) pone su mirada en las consecuencias emocionales y personales, más que económicas, de esta crisis que ha forzado a gente productiva y de clase media a emigrar. Los lazos afectivos rotos por la distancia de los que se han ido y los que se han quedado es la propuesta de la compañía Los lunes con la obra País, en la que un solo actor, David Luque, dialogará con esos seres queridos obligados a vivir en la lejanía.
Basado en la película Danzad, danzad malditos, de Sidney Pollak, el actor de la serie televisiva Vis a vis, Alberto Velasco (Valladolid, 31 años) promete un montaje intenso. Ese salón, en plena época de la depresión norteamericana, en el que gente desesperada se apuntaba a un salón de baile para conseguir algo de dinero, comida y cama, forzando al límite la resistencia física y psíquica, será en la propuesta de Velasco un homenaje “a todos aquellos que se han quedado por el camino y a los luchadores del mundo de las artes escéncias”. Así, 13 actores se someterán en el escenario a una competición real para superar pruebas de azar y extenuación física en la que se irán eliminando uno a uno. Las dos funciones que se representarán tendrán así ganadores diferentes.
Mucho teatro, pero también danza, espectáculos infantiles y actuaciones musicales coparán la programación de Frinje 15, un certamen del que han salido en anteriores ediciones montajes luego premiados en los Max, como Los nadadores nocturnos de Carlota Ferrer, una de las sorpresas del año pasado que se representó luego en las Naves del Matadero. Así, en la temporada próxima del Español hay de momento un mes reservado para la representación de las obras premiadas en este Frinje 15. Una oportunidad de oro.

23 días de creación y exhibición

Frinje 15. La IV edición de este certamen, que organiza el Teatro Español, se celebrará del 3 al 23 de julio en el Matadero de Madrid.
Propuestas. De las 570 propuestas de compañías emergentes de distintos lugares del mundo presentadas se han seleccionado 31 montajes, frente a los 60 de 2014. Las compañías recibirán entre 1.200 y 1.500 euros, dependiendo del número de actores.
Creación. El certamen busca, además de la exhibición, una mayor implicación en procesos creativos, como laboratorios, seminarios y talleres dirigidos a nuevos dramaturgos. De 66 textos escritos por menores de 35 años se han seleccionado 3 para ser representados en lecturas dramatizadas por el grupo La Trupe.