9/6/15

Teatro a solas en un escaparate


Fuente: Julio Bravo (abc.es)
Teatro en un escaparate y para un solo espectador. Es lo que propone «Confesiones de María», un proyecto de Soledad Oviedo, y dirigido por Carmela Lloret, que se presenta en Espacio Teatro Lírico de Muñecas, en el barrio de Maravillas de Madrid, los viernes 12 de junio, y cada pase dura diez minutos.
«En un escaparate del centro de Madrid -cuentan las responsables del monteje- e invita al espectador a vivir una experiencia teatral única y cercana. "Confesiones de Maria" es una historia contada de manera unipersonal a una sola persona de público que entra en el espacio escénico del escaparate convirtiéndose en personaje de este relato. A la vez, desde la calle se observa una escena que incluye a la actriz y a ese único espectador generando así otra trama escénica».
«Esta propuesta dramatúrgica -cuenta Soledad Oviedo- consiste en brindar teatro para una persona pero contemplada por muchos. Quien entre en este juego vive la experiencia de la actuación en su propio cuerpo, dentro del texto de la protagonista hay implícito un guion que ellos van a seguir de manera natural. Son parte de la escena porque son mirados, “espectados”, expuestos a un recorte de la vida cotidiana detras de un escaparate en plena ciudad de Madrid. La propuesta tambien intenta brindar un doble relato, uno el que recibe nuestro espectador-personaje y otro que recibe el público desde la calle visualizando la escena desde el escaparate. En ese sentido la dramaturgia se articula hacia dos frentes; generando un doble discurso».
«La mirada lejana y ausente de todas la mujeres que conozco -continúa Soledad Oviedo-, de mi madre, mis amigas, mi hermana, mi abuela; de todos los silencios que hay detrás de fregar los platos de la cocina, es el origen de “Confesiones de María”. Porque solo allí está presente la mujer que quisimos ser y no fuimos». Y concluye la autora y actriz: «"Confesiones de Maria" es también un trabajo sobre la enfermedad de la “depresión"; he querido adentrarme en la mente de una mujer que no encuentra un lugar que le sea propio, el mundo se le presenta hostil y la amabilidad ha matado su intuición. ¿Que pensamientos alberga una mujer sola en una habitación céntrica de Madrid?»