16/7/15

LA MESURA DEL DESORDRE


CONCEPTO y CREACIÓN: THOMAS HAUERT, CECILIA COLACRAL, MIREIA DE QUEROL, NATALIA JIMÉNEZ, IRIS HEITZINGER, XAVI MORENO, FEDERICA PORELLO, ANNA RUBIROLA
DIRECCIÓN: THOMAS HAUERT y GROUP LABOLSA
INTERPRETACIÓN: CECILIA COLACRAL, MIREIA DE QUEROL, NATALIA JIMÉNEZ, IRIS HEITZINGER, XAVI MORENO, FEDERICA PORELLO, ANNA RUBIROLA
DURACIÓN: 70min
FOTO: BENJAMIN SOMMABÈRE
PRODUCCIÓN: GREC 2015 FESTIVAL DE BARCELONA, CHARLEROI DANSES y LES BRIGITTIES
TEATRE LLIURE-SALA FABIÀ PUIGSERVER (GREC 2015)

No encontrarás una crítica de danza académica, mi nivel de conocimiento solo da para escribir lo que me sugirió la pieza como espectadora. No entiendo de técnicas, estoy en proceso de aprendizaje de sentimientos, valga sea dicho de paso.

Sin escenografía  con els escenario desnudo a voluntad de los bailarines, y sin una dramaturgia que siente las bases de algún entendimiento previo, la Mesura del desordre se convierte en piezas sueltas como si fueran ejercicios de improvisación. El nexo de unión puede ser la libertad. Si bien dice Thomas Hauert que su impulso es ir más allá de lo familiar, ponerle creatividad al asunto, quizás no me llegue para más que para ver cuerpos solos, dúos y grupales entrelazados. 

En alguno de los grupales la imaginación me llevó al Jardín de las Delicias del Bosco, más por un renacer vital que no sexual. En otros la omnipresente figura del líder emergía y sus súbditos parecían mirar de reojo a los espectadores, presentes pero con un papel de pared.

La iluminación ayuda a guarecer una escena tan fría, sobre todo en la última parte de la pieza donde el movimiento se vuelve más intenso y las sombras concentran toda su oscuridad en los cuerpos. Lo bueno de la danza es que es magnética y no puedes dejar de mirar. Aunque tus ojos no capten las formas, el interrogante continuo te invita a seguir mirando.