3/7/15

VORÒNIA



DIRECCIÓN: MARCOS MORAU
COREOGRAFIA: MARCOS MORAU en colaboración con los intérpretes
DRAMATURGIA: ROBERTO FRATINI y PABLO GISBERT- El Conde de Torrefiel
INTERPRETACIÓN: JOAQUÓN COLLADO, JON LÓPEZ, SAU-CHING WONG, LORENA NOGAL, SHAY PARTUSH, MANUEL RODRÍGUEZ, MARINA RODRÍGUEZ y GUIACOMO TODESCHI
DURACIÓN: 70min
FOTO: JOSEP AZNAR
PRODUCCIÓN: GREC 2015 FESTIVAL DE BARCELONA, MERCAT DE LES FLORS, LA VERONAL, THÉÂTRE NATIONAL DE CHAILLOT (PARIS), HESSISCHES STAATSBALLET/ STAATSTHEATER DARMSTADT& HESSISCHES STAATSTHEATER WIESBADEN y TANZ IM AUGUST (BERLIN)
AMFITEATRE GREC (GREC 2015)

Inaugurar el Festival Grec durante muchos años fue la pieza más difícil de encajar en el puzzle. Muchos estrenos se convirtieron en centro de todas las críticas y los cuchillos volaban. En la época de Ramon Simó han dejado de volar y los aplausos han tomado el pulso durante las dos primeras noches de festival.

Descendemos al infierno, a un infierno adulto donde no hay límites y el juego está a la orden del día. Con una puesta en escena llena de simbolismo, la Veronal analiza, critica y escenifica todas las maldades que es capaz de cometer el ser humano. Bajo la atenta mirada de un púber, que incautamente está deseando salir al mundo de los adultos, vamos presenciando barbaridad detrás de barbaridad. Egoísmo, sometimiento, ira, traición se dibujan en un entorno que vive bajo la atenta mirada de la todopoderosa religión.

Violencia, mucha violencia en el movimiento de los cuerpos, cuerpos deformados bailan al ritmo de Wagner que apunta a un final trágico, donde ya no será la tragedia lo más difícil de asumir, sino como cada uno de los personajes ha vivido ajeno o gracias a ella. Los espectadores somos un espejo de un juego maléfico, pero que se va convirtiendo en una rutina diaria.

El rojo como telón de fondo de toda la crudeza presenciada. Hemos sido dados como ofrenda a un Dios sin escrúpulos que nos ha llevado por la senda del mal, y de la que somos adictos. Al final no todo era infierno, la gloria del aplauso gana la batalla. En temporada, y en otro contexto, se podrá ver al Mercat de les Flors. Falta corregir algunos peros en la dramaturgia para completar la magia que nos tiene acostumbrados los espectáculos de Marcos Morau, artífice de La Veronal. ¡Larga vida en el infierno!

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada