13/12/15

CAMARGATE 1.1


DRAMATURGIA y DIRECCIÓN: JORGE-YAMAM SERRANO
INTÉRPRETES: CRISTINA GÁMIZ, ANNA SABATÉ y PEP DURAN
DURADA: 75min
PRODUCCIÓN: TeatrodeCERCA (Cia La Rueda)
ALMERIA TEATRE

Aunque esta tarde se celebre la última función y esta crítica llegue tarde, no me la quería dejar en el tintero. Camargate 1.1 es el teatro de aquel que hace falta. Documental y crítico con una sociedad que se ha acostumbrado a desayunar con un nuevo caso de corrupción todos los días. He de confesar que después de tanta corrupta me es imposible completar el árbol genealógico y poner en la rama que corresponde los innumerables nombres que como si fuera una avalancha pueblan las portadas de los últimos años. Muchos de los cuales son nombrados en Camargate 1.1.

Lejos del aburrimiento, la obra nos sumerge en la política de la risa, las maravillosas interpretaciones de Cristina Gámiz como Antonia Sanchís Cemacha, más que notable retrato en modos, actitudes y manera de hablar que te hace olvidar el original, si esta vez la copia superada (de lejos) al original; Anna Sabaté como Bibi Alves nos muestra los estereotipos de un personaje que esconde muchos puntos oscuros.

Poder, aspiraciones, frustraciones, y los trapos sucios de una sociedad política que tiene mucho que lavar todavía. El espacio escénico a platea italiana con una gran mesa encima del escenario, simplicidad y unas más que efectivas proyecciones, harán que el público ponga cara a los susodichos corruptos que también se han dado cita en la velada.

En poco más de una hora, todo queda expuesto, el ritmo ha sido un no parar y los espectadores salen informados pero con una sonrisa entre los dientes, porque aunque llevan mucho tiempo robándonos, al menos seamos felices que sólo es una obra de teatro, ¿o no?