28/7/16

LA FRAGILITAT DELS VERBS TRANSITIUS



CONCEPCIÓN y COREOGRAFIA: ROBERTO G. ALONSO
DIRECCIÓN ESCÉNICA: JOSÉ MARTRET
DRAMATURGIA: CARLOS BE, MARC ROSICH y HELENA TORNERO
CREACIÓN y INTERPRETACIÓN: ANITA ASTRID, ROBERT G. ALONSO, ORIOL GENÍS, CÉSAR LÓPEZ, HUGO REAL y JUNYI SUN
INTERPRETACIÓN y CREACIÓN MUSICAL: ÀLEX RODRÍGUEZ FLAQUÉ
DURACIÓN: 60min
PRODUCCIÓN: GREC 2016 FESTIVAL DE BARCELONA y COMPANYIA ROBERTO G. ALONSO
MERCAT DE LES FLORS (GREC 2016)

En los tres últimos años el transgénero ha salido a la luz, por hablar en términos del colectivo "ha salido del armario", por eso sorprende que un espectáculo que pretende "impactar o remover de alguna manera las conciencias" se quede en una concepción tan básica y superficial de la transexualidad en sentido clásico.

Me explico. Partiendo del tópico hecho de que un niño encuentra una caja de zapatos de tacón en el armario de su madre y siente que él quiere ser una niña; pasando por la concepción de la feminidad, parece ser que las mujeres sólo somos la suma de zapatos de tacón, pechos, curvas y por supuesto todas nos pintamos los labios de rojo carmín, porque todo eso nos hace sentirnos mujer. ¡Demencial! Y para acabarlo de adobar con 6 intérpretes en el escenario, nadie, ninguno de ellos podía ser una mujer de nacimiento que deseara ser hombre, debía ser que no conjuntaba con los zapatos de tacón. Tanto aplauso a la diversidad, para quedar reducida a lo que cabe en una triste caja de cartón. Simple, muy simple, y más de lo mismo.

Al menos no han decidido incluir a un dragqueen, eso que nos hemos ahorrado, pero los temas narrados sí que han vuelto a caer en el tópico: problemas con la comunicación con los padres, ser uno mismo delante de amigos/compañeros de trabajo, la exclusión social (que no niego que exista), la vergüenza... Eso sí, tal y como dice en uno de sus monólogos el personaje de Oriol Genís, se acepta antes a un niño transgénero que a un hombre transgénero porque las cosas están cambiando.

Pero bueno, fuera de la decepción de la parte de contenido, la puesta en escena es el punto fuerte del montaje. Las cortinas como metáfora de "salida a la luz" de las voces que han estado dormidas y que a través de la palabra, la música o la danza nos explican qué sienten, qué piensan... su historia particular, la de los personajes que van pasando delante de nuestros ojos a veces como si estuviera expuestos en un escaparate o si fueran fotogramas a la espera que alguien les dé al botón de avance rápido.

La dramaturgia es irregular, hay momentos más lúcidos que otros. Algunos monólogos que destacan, en su mayoría protagonizados por Oriol Genís, pero en su conjunto no logran superar la superficialidad y conseguir que el contenido levante el vuelo. La parte de danza viene a reforzar la irregularidad total de la pieza. Un conjunto de movimientos inconexos que no acaban de enganchar con la parte dramática y que, en su mayoría, se quedan como un pegote, un añadido que no consigue aportar una coherencia clara al montaje.

Y, aunque reconozco que no soy una espectadora que partía de 0 en el tema del transgénero tampoco soy experta en el tema, pero e una obviedad que la transexualidad ha dejado la oscuridad en la que vivía en los 80 y los 90 y existen unos cuantos ejemplos audiovisuales a nuestro alcance para que sigamos en el modo iniciación. Ya es hora que pasemos al avanzado, que nos quitemos la careta y rasquemos un poco la superficie de tópicos para encontrar humanos diversos, que no sólo piensan, sienten y padecen en masculino ni conjugan los verbos con los ideales de sexualidad impuestos por el mundo audiovisual. Transitemos y conjugemos con coherencia, si us plau!

2 comentarios:

Me ofende que se atreva usted a definir el conflicto de un niño trans con su identidad sexual y su entorno como "tópico". Me ofende que para usted el suicidio de niños y adolescentes sea un "tópico". Me ofende que en su discurso considere que los conflictos que puedan derivarse de la aceptación o no de la orientación sexual o la identidad de género de una persona sea una cuestión de modas, con reacciones que usted -desde un elitismo cultural impostado- considera "anticuadas" o "pasadas de moda". Supongo que usted es de esas personas que tampoco saben el significado de la palabra heteropatriarcado. Es como si a mí me diese por escribir una crítica sobre una obra relacionada con la violencia de género y defendiese desde mi opinión que el sometimiento de la víctima al agresor es una cosa pasada de moda y ahora "hay que rascar más" para descubrir otros matices.

Desde mi punto de vista, además, usted comete el error de valorar un montaje que trata la transexualidad masculina desde un punto de vista de revanchismo feminista que no llego a comprender. Usted explica que no es una conocedora del tema así que por eso yo, que sí lo soy, voy a intentar hacer pedagogía con usted. Ahora mismo, en Estados Unidos, uno de los grandes debates en la comunidad trans es el hecho de que los colectivos feministas no vean con buenos ojos la incorporación de mujeres trans a sus filas y sus discursos porque, precisamente, la mujer trans defiende, en su mayoría -por supuesto hay excepciones- roles y estéticas femeninas contra las que ellas llevan años luchando. Para que vea si eso que usted considera "pasado de moda" está vigente. Otra cosa es si usted quería ver una obra sobre teoría queer. Ese es otro tema pero claro, estará conmigo que ir a ver "Romeo y Julieta" esperando encontrarse con un discurso revolucionario contra el amor romántico es un problema suyo, no de la propuesta.

Primero de todo muchas gracias por el comentario. Pero desafortunadamente no se ha documentado sobre mi persona antes de escribirlo, ha dado por hecho que sí soy mujer, pero no, no soy hetero, soy lesbiana (obviamente fuera del armario, no como muchas otras) y muy concienciada con el colectivo LGTBQI como para no contestarle a este post aleccionador.

JAMÁS he dicho ni diré que el suicidio sea un tópico, a ver si leemos mejor, dígame la línea donde lo pone. La transexualidad no es una moda, eso es muy de heteros, pero cuando te interesa un tema, y lo digo, ya no tengo un nivel inicial pero tampoco soy una experta (considero expertos sólo a los mismos transgénero que son quienes sufren la situación) que el montaje es muy superficial, por mucho que el programa de mano nos advierta que se va a profundizar. Si como lesbiana no soporto los tópicos gais (de hombres o mujeres), después de unos años de documentación sobre el colectivo trans he visto que también los hay y que los medios de comunicación están visibilizando solo a una parte del colectivo, quizás la más "festiva". Le invito a documentarse, ya verá como el tema de la caja de zapatos de tacón aparece una y mil veces y como hay parte del colectivo que lo rechaza como rechaza la feminidad clásica o la necesidad de operarse o no, que en la obra ni se menciona pero que también es un tema de debate trans.

Sufro el heteropatriarcado como todos los que no somos heteros, pero bueno creo que a esto ya le he contestado en el primer párrafo, no haremos más sangre. Pero lo del "revanchismo feminista" me ha llegado al alma y me he puesto a reír. Nada que ver con la realidad, pero vuelvo a la documentación. No sé si usted ha visto "LIMBO", un espectáculo sobre la problemática trans que se pudo ver en el TGB estas dos últimas temporadas, es de los pocos casos que hablan del tránsito de mujer a hombre, este que la sociedad silencia supongo que no es tan "festivo" como el de hombre a mujer, y evidentemente es más complicado si hablamos de operaciones totales.

No hace falta que me siga aleccionando, conozco la situación aquí, en EEUU y en Rusia si me apura. Aquí se necesita una ley integral para la protección del colectivo trans en ámbitos como el laboral, al igual que tenemos el colectivo gay. En EEUU les está costando no estigmatizar a los gay hombres/mujeres y la viabilidad trans comienza a ser importante pero están a años luz de verse normalizados a los ojos de la sociedad.

Sólo le digo, que a pesar de la frivolidad el reality de la Caitlin Jener, I am Cait, tiene más contenido en media hora de programa, que este espectáculo, y es triste, que queriendo profundizar en el tema se hayan quedado en la primera página del manual.

PS: Ha visto pocos montajes de "Romeo y Julieta", ya le aseguro que los hay bien revolucionarios, todo depende del prisma con que se mire.

Siento la parrrafada, pero es un tema como ha visto me toca, no es baladí. Espero que tras la máscara del anonimato, haya una persona coherente.

Muchas gracias.

Publica un comentari a l'entrada