13/7/17

HALKA



CREACIÓN e INTERPRETACIÓN: GROUPE ACROBATIQUE DE TANGER (NAJWA AARRAS, MOHAMED TAKEL, AMAL HAMMICH, MOHAMMED HAMMICH, MUSTAPHA AÏT OUARAKMANE, ADEL CHÂABAN, MOHAMMED ACHRAF CHÂABAN, MHAND HAMDAN, ABDELAZIZ EL HADDAD, SAMIR LÂAROUSSI, YOUNES YEMLAHI, OUAHIB HAMMICH, HAMZA NACERI y HAMMAD BENJKIRI)
COLABORACIONES ARTÍSTICAS y ACROBÁTICAS: ABDELIAZIDE SENHADJI, AIRELLE CAEN y NORDINE ALLAL
COLABORACIÓN EN ACROBACIAS MARROQUINAS: MOHAMMED HAMMICH (PADRE)
COMPOSICIÓN MUSICAL: XAVIER COLLET
DURACIÓN: 60min
FOTO: RICHARD HAUGHTON
PRODUCCIÓN: ASOCIACIÓN HALKA (PARÍS) y SCÈNES DU MAROC (TANGER-MAROC)
AMFITEATRE GREC (GREC 2017)

No hay edición del Festival Grec que se precie sin una sesión de circo en el Anfiteatro. Preparados para saltos y acrobacias de todo tipo, la sorpresa es mayúscula con la inmersión acelerada en la cultura árabe. No sólo de circo vive el hombre, el Groupe Acrobatique de Tanger despliega música, teatro de gesto, circo y danza en menos de una hora, y evidentemente se mete al público en el bolsillo sin mediar una palabra.

Humor, mucho humor con el que está regado todas sus intervenciones, hacen magia de lo imposible, qué persona ‘normal’ es capaz de sostener seis hombres, “ni seis niños” escuché a uno decir al salida. Acostumbrados a ensayar en la arena, en el Anfiteatro les esperaba linoleo, pero no es problema, porque pronto lo adecuan a su lugar natural, en una escena preciosa.

Suma de culturas, como el momento de taconeo, acompañado por una música árabe. Dos mujeres entre tanto hombre. A veces como directoras de escena, otras, la mayoría, con un papel secundario. En las grandes acrobacias los protagonistas son ellos, quizás no puedan aguantar el peso de seis hombres, pero se echa en falta un poco más de protagonismo femenino, para no acabar cayendo en el tópico una vez más que la cultura árabe menosprecia a las mujeres.

Para el tramo final se reservan las acrobacias más espectaculares, como los castillos humanos que parecen imposibles, los saltos que hacen pensar con qué material estarán fabricados estos seres. Falta eso sí, en algunas actuaciones un movimiento más orgánico, no dejar al espectador ver la antesala del número, esa preparación de manos previa que te hace presagiar qué puede ocurrir de inmediato. 

Si algo nos ha enseñado el Groupe Acrobatique de Tanger con Halka es a apreciar la cultura, que en la mayoría de ocasiones, como en este caso no es pura sino que es la suma de aquellos que han ido dejando su huella. Qué grande es el mundo, señores! 

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada